El núcleo duro del programa del alcalde depende de un cambio en la Junta

  • Medio centenar de proyectos que el PP llevaba en su programa electoral son asuntos paralizados, en vías de negociación o que tendrían que ser objeto de un acuerdo con la Administración autonómica

Comentarios 6

 La Junta de Andalucía es la llave para que el alcalde, José Torres Hurtado, pueda desarrollar su proyecto de ciudad. De su acción de gobierno en los últimos ocho años hay un grupo importante de iniciativas que siguen en el aire por discrepancias con la Administración autonómica, que también tendría que permitir o participar en medio centenar de las promesas electorales que el popular ha llevado a estas últimas elecciones municipales.  

Algunos de los asuntos pendientes están en vías de negociación con el Gobierno actual de la Junta de Andalucía y su solución podría ser una cuestión de tiempo. Pero hay un núcleo duro, con proyectos de calado para la ciudad, que por el momento tiene la oposición firme de la Junta.

Varios ejemplos, el Cierre del Anillo de la Circunvalación o la cesión del Banco de España a la ciudad. Después de muchos años el PP local no desiste de ninguna de las propuestas que generan confrontación porque aspira a contar con un cambio de criterio del Gobierno andaluz si Javier Arenas gana las elecciones autonómicas el año que viene. No solo es así, sino que precisamente estas propuestas que el PP defiende para Granada en contra del criterio de la Junta de Andalucía tienen visos de convertirse en armas electorales con las que Torres Hurtado apoyará a su partido en los próximos comicios. 

El gobierno local ya ha comenzado a poner sobre la mesa sus proyectos paralizados o estancados para pedir a los granadinos que apoyen un cambio en la Junta de Andalucía. 

Hay un grupo de temas importantes que afectan a la ciudad en general y que no se van a despejar previsiblemente hasta después de las próximas autonómicas. Es el caso de la gestión de la Alhambra y su conexión con la ciudad a través de medios mecánicos, la revisión de los planes urbanísticos, como el PGOU o el Plan Albaicín, la reforma del Estadio de la Juventud, la ubicación del futuro ferial, la construcción del Teatro de la Ópera o muchas cuestiones relacionadas con la terminación de las obras del Metro. 

No obstante, al margen de estos y otros temas de ciudad en su conjunto, el PP ha marcado en su último programa electoral muchas iniciativas vinculadas directamente a cada distrito que dependen de una negociación o un acuerdo con la Junta. En total suman casi 60 propuestas. 

Albaicín. Este es el distrito más condicionado por las autorizaciones del Gobierno andaluz, dado que es un conjunto histórico protegido donde casi todos los proyectos tienen que contar con el visto bueno de la Consejería de Cultura. Además, el nuevo Plan Albaicín, donde se incluyen las propuestas del Ayuntamiento para el futuro desarrollo del barrio, se encuentra estancado en la tramitación y el gobierno local del PP lo atribuye a una supuesta paralización de la Junta de Andalucía, que es la que tiene que dar su autorización. El PP ha prometido insistir a la Junta para avanzar en la rehabilitación de viviendas, la construcción de aparcamientos, la realización  del Cierre del Anillo y otras carreteras como la del Fargue para comunicar el barrio, la rehabilitación de murallas o los cambios urbanísticos en el Sacromonte para poder actuar sobre la zona.

Beiro. En este distrito destaca especialmente la futura construcción de la estación del AVE, lo que supone una reforma urbanística de calado en la zona. El Ayuntamiento pretende dotar al barrio de un gran parque público en cuanto se liberen espacios ocupados por las vías del tren, pero para ello tiene que llegar a un acuerdo con la Junta y, sobre todo, el Ministerio de Fomento, cuyo proyecto inicial no es compatible con las propuestas municipales. 

Centro. Además de peticiones históricas como la cesión del Banco de España para que la ciudad pueda hacer allí el gran museo de Granada, en este distrito hay otros asuntos pendientes de la Junta, como la rehabilitación del Cuarto Real de Santo Domingo, la construcción de un aparcamiento subterráneo en el Realejo o la finalización del Centro Lorca. El Ayuntamiento también tiene pendiente la colocación de cámaras de seguridad en el centro comercial, aunque este tema depende del Gobierno central. 

La Chana. En este distrito se ubica la rotonda que ha dado lugar a una de las diferencias más enconadas entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, que ha llegado a los tribunales. El municipio construyó una calle y una rotonda que conectaría La Chana con el barrio de los Periodistas en una zona que estaba calificada como espacios libres. La Junta de Andalucía se opuso y recurrió a los tribunales, que le han dado la razón al municipio. Pero la Administración autonómica está dispuesta a seguir recurriendo, aunque esto mantiene cerrada la nueva vía de comunicación. 

Genil. El Ayuntamiento persigue la ampliación del centro escolar de Lancha del Genil y la rehabilitación o reconstrucción de los puentes, competencia de la Agencia Andaluza del Agua. También quiere que el Parque Ilíberis sea convertido en una zona verde. 

Norte. Una de las principales reivindicaciones de la ciudad a la Junta es la de ayudas y subvenciones para programas encaminados a la generación de empleo. En su programa, el PP también promete presionar a la Junta para que mejore el enorme parque de viviendas protegidas que son propiedad de  la Administración autonómica. 

Ronda. En esta zona, ambas administraciones tienen pendiente la reforma del Estadio de la Juventud o la construcción de un aparcamiento en el Camino de Ronda, aprovechando el subsuelo excavado para al Metro. El Ayuntamiento también quiere que la Junta autorice la reclasificación de terrenos de Vega para hacer parques, como el que el PP propone utilizar para ubicar el ferial en los días del Corpus. 

Zaidín-Vergeles. La última fase de la reforma de Santa Adela (Calle Cataluña) dependerá de los fondos autonómicos. El Ayuntamiento también apuesta por la construcción de un intercambiador de transportes metropolitano en el Zaidín y reclama la ampliación del conservatorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios