El número de 'ninis' desciende un 21% desde su nivel más alto en plena crisis

  • En la provincia hay registrados 32.500 jóvenes de 16 a 29 años que ni estudian ni trabajan, una cifra inferior a la de 2008, cuando la Encuesta de Población Activa contabilizó 44.700

En los últimos doce años, Granada ha pasado a tener 34.800 jóvenes menos cursando estudios reglados o no. En los últimos doce años, Granada ha pasado a tener 34.800 jóvenes menos cursando estudios reglados o no.

En los últimos doce años, Granada ha pasado a tener 34.800 jóvenes menos cursando estudios reglados o no. / g. h.

Las etiquetas siempre funcionan como un buen recurso cuando la realidad es difícil de contar y es lo fácil es desviar la atención del verdadero drama. Así, mientras la sociedad española pasaba los años más duros de la recesión, los creadores de opinión y los mass media acuñaron un término con tirón para denominar la situación de los jóvenes que no estaban ocupados en ninguna actividad productiva. Los 'ninis'. Los que, según las frías estadísticas, ni estudian ni trabajan. Y ya se sabe que los números no tienen porque atender a otras razones. Lo cierto es que, ya fuera por voluntad propia o por otras variables, las filas de 'ninis' fueron creciendo durante los años más duros de la crisis hasta el tope de los 41.500 jóvenes que había desocupados en la provincia a final de 2011. Las cifras se han suavizado y según la última Encuesta de Población Activa (EPA), el número de 'ninis' en Granada ahora mismo es de 32.500. Es decir, se ha rebajado un 21% en los últimos seis años.

Sin embargo, la caída del número de 'ninis' de Granada no ha sido tan llamativa como la de otras provincias. De hecho, los dos últimos años han sido negativos en este aspecto, ya que la cifra más baja de 'ninis' en la última década se registró en 2015: 28.300. Algo que no ocurría desde antes de la crisis cuando en 2005 los jóvenes de 16 a 29 años sin ocupación alguna en Granada eran un total de 27.800.

La crisis fue poniendo poco a poco el acento sobre el drama del paro juvenil. Así la cifra de 'ninis' que refleja el INE a través de la EPA fue subiendo progresivamente hasta marcar su pico más alto entre 2011 y 2012. Ya a partir del año 2013 sí se produce un descenso más fuerte. La leve mejoría económica de los últimos ejercicios ha sido una de las principales causas para que los jóvenes hayan encontrado más trabajo sin tener que marcharse de la provincia o, incluso, del país. Aunque en la mayoría de los casos se trate de empleos marcados por el precariado y/o la temporalidad. No obstante, la tasa de paro de juvenil y la cifra de 'ninis' sigue siendo muy preocupante en la actualidad.

Por otra parte, es significativo lo que ha ocurrido con las personas de esa franja de edad ocupadas y que a la vez desarrollaban unos estudios (sisis). En la provincia, en 2005 esa cifra era de 19.500 personas, en 2006 retrocedió a 15.900 y en 2007 sumaban 16.300. En 2008 se produjo un gran descenso que poco a poco ha ido agudizándose hasta el punto de que no hay datos concluyentes de los 'sisis' granadinos a partir del primer trimestre de 2014. Eso se debe a que la cifra es tan baja que el INE advierte de que puede estar afectada por graves errores de muestreo.

Así, en 2008 en Granada había 12.400 jóvenes que trabajaban a la vez que estudiaban, en 2009 eran 15.100, en 2010 se contabilizaron 10.300, en 2011 eran 10.000, en 2012 bajaron hasta los 7.100 y en 2013 hubo una leve recuperación hasta los 7.500. Esto ha ido acompañado de un descenso en el número de jóvenes que cursan estudios, reglados o no. De los 178.500 de 2005 se ha pasado a 143.700 en 2017, el pico más bajo de la última década que denota un importante cambio de tendencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios