Las obras de la Madraza, en la recta final

  • Arranca la tercera y última fase de restauración de la antigua escuela musulmana que durará 20 meses y que, según el arquitecto, Pedro Salmerón, "devolverá al palacio su uso cultural"

La Madraza volverá a abrir sus puertas para acoger actos culturales dentro de 20 meses. Esa es la fecha que calcula la empresa responsable de las obras y el autor del proyecto de reforma, Pedro Salmerón, que se tardará en finalizar la remodelación en esta tercera y última fase.

Como recuerda Pedro Salmerón, en la primera intervención -que se realizó desde 1990 hasta 2002-, se reformaron las cubiertas. En la segunda, de 2004 a 2006- la fachada. Y en esta última, se recuperará su uso cultural y se podrán en valor los restos arqueológicos descubiertos en las intervenciones que desarrolló el equipo del catedrático de Historia Medieval Antonio Malpica a lo largo de 2006 y 2007.

La parte más complicada de esta última fase, en opinión del arquitecto responsable del proyecto, es la recuperación del suelo original de la sala Caballeros XXIV. También las yeserías y zócalos ornamentales del oratorio, la incorporación de los restos arqueológicos y las instalaciones, "un proceso muy complejo en cualquier edificio de uso público y más en uno histórico".

La Universidad de Granada es la promotora de la obras, que se ejecutan a través del Vicerrectorado de Infraestructuras y que permitirán culminar la rehabilitación de este edificio histórico. La reforma será llevada a cabo por la Unión Temporal de Empresas Anfrasa y Heliopol S.A.U.

El objetivo de esta nueva fase es aminorar el peso de las sucesivas intervenciones, destacando la convivencia de estilos. Para ello, la obra cuenta con un presupuesto de más de 4,8 millones de euros.

Con las obras que se iniciaron ayer ahora se llevará a cabo la eliminación de añadidos como la entreplanta de oficinas bajo la Sala de los Caballeros XXIV, la remodelación de la zona de planta baja y la sustitución de la montera central por otra más ligera que reduzca el peso visual, entre otras actuaciones.

Cuando finalice la intervención la Madraza contará con un espacio para conferencias en la Sala de los Caballeros XXIV, una sala para pequeños conciertos, un seminario de teatro y cineclub y un punto de información del patrimonio universitario, entre otras nuevas instalaciones. El palacio de la Madraza, se organiza alrededor de un patio central con galerías en sus cuatro lados, se terminó de edificar en 1349 para ser la sede de la Escuela Musulmana de la Ley Coránica. En la actualidad, todavía conserva en su interior importantes vestigios de su origen nazarí, como el mihrab (oratorio) y mudéjar, como la Sala de los Caballeros XXIV, que acogía los cabildos. La gran parte de lo que hoy perdura corresponde al barroco tardío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios