La oposición enseña la trastienda

  • Las portavoces de PSOE e IU desgranaron el lado más oscuro de la gestión del equipo de gobierno · Las políticas económicas, urbanísticas y sociales fueron el centro de la diana de Carmen García Raya y Lola Ruiz

Carmen García Raya y Lola Ruiz. Lola Ruiz y Carmen García Raya. Ellas fueron las encargadas de llevar a escena y mostrar en el debate de estado de la ciudad la "otra fotografía de Granada", "la de la trastienda", la que el PP denomina como "cortina de humo" pero que para las portavoces de PSOE e IU está más presente que nunca y así lo demostraron con sus dos intervenciones.

La portavoz del grupo socialista, Carmen García Raya, se pasó de tiempo prácticamente en todas sus turnos de palabra, cierto es, pero también fue de lo mejorcito en un debate con poco debate y en el que se repetía el mismo soniquete temático de siempre. Llevaba su discurso bien atado y defendió su tesis con ímpetu, tanto en sus palabras como en sus gestos. No se mostró contrariada ante comentarios críticos del equipo de gobierno. Optó por tomárselos con humor y reclamar con naturalidad y gracia en ciertos momentos "¡un poquito más de tiempo, alcalde, que me queda nada!".

Comenzó su discurso con la gestión económica. Por un lado, para enarbolar las medidas anticrisis de la Junta y el Gobierno y para recordar que la única medida fiscal municipal -la del fraccionamiento del IBI- nació del grupo socialista. Y por otro, para criticar la política económica de la ciudad y la gestión del PP "al que pongo un cero en medidas para afrontar la crisis". García Raya destacó la bajada del 50% en las inversiones públicas municipales y que el Ayuntamiento haya dejado sin ejecutar cerca de 200 millones de euros presupuestados en los dos años que llevamos de mandato: "¿Qué hubiera pasado si esta año no hubiéramos tenido los FIL o los PROTEJA? No obstante, Carmen García Raya también criticó la gestión de estas ayudas "al haber quedado proyectos en manos de sólo 10 empresas o al bajarse la inversión por habitante de 177 a 155 euros". Este reproche no le gustó nada a Torres Hurtado que en su turno de réplica le preguntó directamente a García Raya: "¿Me estás diciendo que le damos los proyectos a nuestros amiguetes? ¿Usted es que no conoce la ley de contratos? Si lo estuviéramos haciendo mal nos mandaríais a Garzón", espetó el alcalde.

El PSOE fue implacable con los impuestos a los ciudadanos. "El PP los ha doblado en sólo 6 años; han subido la tasa de basura; pretenden recaudar 18,5 millones en multas, además de subir un 77% el gasto corriente". En la visión socialista de la ciudad también hubo crítica para la inestable política cultural, la escasa política comercial y la contradictoria política turística que le da la espalda a los vuelos de bajo coste, al Palacio de Congresos o al Parque de las Ciencias. No podía cerrar su texto la edil socialista sin hacer alusión, entre otras cosas, a la convocatoria del foro de alcaldes del Área Metropolitana. "Lleva 6 años gobernando en contra de todo el Cinturón y ahora le da la fiebre metropolitana cuando lo único metropolitano que hay en usted es su casa de Ogíjares".

No estuvo tan combativa como nos tiene acostumbrados la portavoz de IU, Lola Ruiz. La concejal de la coalición de izquierdas dio una de cal y otra de arena. De cal cuando aseguró que comparte con el alcalde los avances en la peatonalización, en los equipamientos de los vecinos, en las líneas de autobús o en la importancia del comercio en la ciudad. Y de arena cuando criticó la cultura "de charanga y pandereta", cuando aseguró que el Urbanismo debe estar al servicio de los ciudadanos y no de las constructoras y recordó que el Ayuntamiento ha incumplido en gran parte la ejecución del PGOU del 2000". Ruiz fue más contundente también al hablar del "despilfarro" de las arcas municipales. "Les han llovido los millones de euros y ustedes los han dilapidado: 28 de Emasagra; los 41 de los FIL o los 40 del Proteja y, además, ustedes gastan más en el centro que en los barrios". Al hablar de barrios hizo alusión a Santa Adela: "Se inició con impulso pero, ahora, perdido entre improvisaciones el proyecto crear inseguridad e incertidumbre entre los vecinos".

Lo que no cambió Lola Ruiz fue su buena idea de lanzar propuestas de mejora a la gestión del equipo de Gobierno. Preparó diez, entre ellas, como no podía ser de otra manera, una que apueste por la defensa de la Vega; otra que busque una nueva cultura del territorio; otra que busque la accesibilidad y reordenación de las líneas de autobuses o realizar una auditoría económica que desgrane la situación actual de las arcas del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios