Las parejas de hecho se duplican en cuatro años y superan ya el millar

  • El registro de la Delegación de Igualdad reconoce 1.372 uniones que conviven bajo este régimen · La inscripción da los beneficios administrativos que antes de 2002 se concedían sólo a los matrimonios

Una pareja tiene a su alcance distintas fórmulas para regular su convivencia. Matrimonios religiosos, civiles o las uniones como parejas de hecho son distintas alternativas y cada una con unas consideraciones y requisitos distintos, como también diferente es su crecimiento en los últimos años.

En Granada, las parejas de hecho han aumentado hasta el punto de que en los últimos cuatro años se ha duplicado su registro. Así, mientras las parejas de hecho han crecido un 121% desde 2005 llegando en la actualidad a superar las 1.300, los matrimonios sólo lo han hecho un 5,6% aunque sus cifras globales son muy superiores y por ejemplo, frente a las 281 parejas de hecho formalizadas en 2007 en la provincia, se oficiaron 4.538 matrimonios, el 68% católicos y el 34% civiles. Éstos últimos también notan un incremento paulatino mientras que los religiosos tienen altos y bajos según el año.

En virtud de los datos del registro de parejas de hecho de la Delegación Provincial de Igualdad, en 2005 se inscribieron 155 parejas; en 2006, 241; en 2007, 281 y en 2008, 344 parejas. En total, el registro cuenta ya con 1.372 parejas de hecho, de las que unas 300 estaban inscritas como tal antes de 2005. Porque, en Andalucía las uniones de hecho se regulan desde 1996 con la creación del registro de uniones de hecho de la comunidad. Después, en 2002, fue aprobada la ley de parejas de hecho, que extendía a estas los beneficios que se venían concediendo exclusivamente a las uniones matrimoniales, y en 2005 se creó el registro.

Precisamente, los beneficios administrativos son uno de los motivos que influye en el aumento del número de parejas de hecho ya que también optan a prestaciones sociales, centro residenciales para mayores, rehabilitación de drogodependencias y todas las relaciones que competan a la Junta de Andalucía.

Es muy fácil hacerse pareja de hecho. Solamente no pueden hacerlo los menores de edad no emancipados, los que estén ligados con vínculo matrimonial o pareja de hecho anterior vigente, los parientes en línea directa por consanguinidad o adopción y los colaterales por consanguinidad en segundo grado.

El documento básico para todo esto es el certificado del registro civil. "Además, desde 2008 se exige a los no nacionales que sea de su país de origen ya que teníamos que hacer frente al problema de que muchas venían a hacerse pareja de hecho estando casados en sus países natales con otras personas y utilizaban la pareja de hecho para luego solicitar la reagrupación familiar. Así, ahora se les obliga a hacerlo desde el consulado y con el documento oficial de su país, por lo que se han parado muchos casos", explica la responsable del registro de parejas de hecho de la Delegación de Igualdad, Rocío Olmo.

En cuanto a la nacionalidad, "hay un aumento de las parejas de y con extranjeros, que han pasado de un 3% del total en 2006 a un 12% el año pasado. Porque entre las parejas proliferan las de jóvenes estudiantes extranjeros que se unen entre ellos y con españoles y las de mujeres latinoamericanas o de países del Este que lo hacen con hombre mayores de nacionalidad española "aunque se les explica cuando vienen que la unión como pareja de hecho no tiene validez para conseguir la residencia".

El mayor incremento en Granada del número de parejas de hecho se produjo de 2005 a 2006, cuando crecieron un 55%. Precisamente, ese año fue el que entró en vigor la ley 13/05 de derecho del matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Así, en cuanto a la orientación sexual, el 89% de las parejas de hecho son heterosexuales y el 5,8%, homosexuales. Las uniones entre personas del mismo sexo han crecido también considerablemente en los últimos cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios