Granada

Una patente granadina elimina las varices a 20.000 pacientes

  • El invento permite tratar esta dolencia sin cirugía · Este mes abrirá en Granada la sede del Instituto Internacional de Flebología, que une asistencia e investigación

Comentarios 43

Granada se ha convertido en el centro del tratamiento de las varices sin cirugía. El granadino y especialista en Angiología y Cirugía Vascular Juan Cabrera, poseedor de la patente mundial de una microespuma que permite curar las varices sin entrar en quirófano, ha dado un paso más en su carrera y ha creado el Instituto Internacional de Flebología, que tendrá su sede en Granada y que permitirá contar con una nueva clínica asistencial y continuar con la investigación sobre su invento: la microespuma esclerosante, ya en proceso de comercialización.

Con esta patente mundial, el doctor Cabrera ha conseguido ya eliminar las varices a más de 20.000 pacientes en alguno de los centros autorizados para utilizar su técnica: las sedes de la Clínica Universitaria de Navarra en Pamplona y Madrid, la primera consulta de Granada, la que acaban de abrir en Barcelona y la que este mes entrará en funcionamiento también en Granada dentro de la sede del nuevo Instituto. Además, tienen proyecto de ampliación a Valencia y Coruña.

El centro cuenta con cinco salas de tratamiento y permitirá también dedicar parte a la docencia ya que la microespuma sólo se utiliza en las clínicas del granadino. "También queremos unir la investigación viendo otras posibles patentes y otros usos derivados de la microespuma", confirma el director general del Instituto Internacional de Flebología, Ricardo De Bedoya.

El Instituto aglutina la clínica, Aphrons Investigación y Desarrollo y la Fundación Internacional para la ayuda contra las malformaciones vasculares, creada en 2003 y que permite el tratamiento de personas con estas malformaciones, consideradas raras y que no tiene alternativa terapéutica.

Además, es el proyecto Parque Tecnológico de la Salud, porque el Patronato del PTS aprobó ya la concesión de una parcela al doctor para la creación de una nueva sede con parte asistencial y con I+D+i. Así, el nuevo centro, se convierte en una prueba piloto del gran proyecto del Parque, ahora en proceso de redacción del plan de viabilidad.

La microespuma está en proceso de comercialización como medicamento, que llevará por nombre Varisolve. "Ya ha superado la fase II de seguridad en Estados Unidos por parte del organismo que aprueba los nuevos medicamentos, que es una cosa muy difícil, y en Europa están acabados ya los ensayos clínicos de la fase III, por lo que queda menos para la comercialización", explica María Antonia García-Olmedo, farmacéutica y esposa de Juan Cabrera.

El éxito del tratamiento es tal que vienen personas de todo el mundo. "Además, el sistema de salud inglés nos deriva pacientes y hay mucha gente que paga por venir a Granada para que los tratemos", asegura García-Olmedo.

El tratamiento es sencillo y muy poco agresivo. No necesita anestesia y va por sesiones según el tipo de variz. Sólo es necesario un pequeño pinchazo para introducir el producto por un catéter y es efectivo en todo tipos de varices "independientemente del tamaño, la localización y la morfología".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios