La peatonalización del Albayzín

CUANDO el PSOE concurrió a las elecciones municipales, incluimos en el programa la necesidad de abordar un plan de movilidad integral. La peatonalización es un avance porque la ciudadanía debe ganarle la batalla al coche, pero en ningún momento la peatonalización puede conllevar la supresión de los servicios públicos de transporte o la necesidad de abastecimiento de la población y el comercio (butano, asistencia sanitaria, mercancías…).

Comienzo con esta aclaración porque el Grupo Municipal del PSOE apoyó la propuesta de abordar un Plan de Movilidad que anunció el equipo de Gobierno del PP, pese a que se trataba de una medida que vería la luz dentro de unos años, ya que incorporaba soluciones que nosotros habíamos expresado en campaña.

Lo que no esperábamos es que, sin Plan de Movilidad alguno, sin esperar la participación de los vecinos y vecinas del conjunto de la ciudad, sin una visión global, de la noche a la mañana despertaran los albaicineros con una peatonalización que, ya es evidente, no convence a nadie. Es más, la mayor parte del Albayzín considera esta medida un lastre para su vida cotidiana.

La verdad es que no sabemos qué esconde esta medida. El nuevo Plan Especial del Albayzín y del Sacromonte que presentó el Sr. Torres Hurtado ante la Junta de Andalucía no se ha aprobado porque, entre otras cosas, no incorporaba un Plan de Movilidad. Sin esta herramienta fundamental para la conservación y revitalización de estos barrios, cómo puede plantearse una medida que, como digo, supone aumentar el aislamiento con respecto a la ciudad.

Igualmente, se ha suprimido la conexión de bus urbano con la Alhambra. ¿No era esta conexión un asunto prioritario para la ciudad?, ¿no existe la percepción de que la ciudad, el comercio del centro, está demasiado lejos del monumento? Entonces, por qué se toma una medida que supone aumentar este alejamiento, por qué perdemos la oportunidad de conectar el turismo que visita la Alhambra del Albayzín y del Sacromonte. ¿Seguirá el alcalde con la idea del teleférico o del túnel?

Por otro lado, se cambia el sentido de la circulación en la calle San Juan de los Reyes. Se trata de un sentido ascendente que aumenta el ruido y la contaminación, además de suponer un gasto para algunos residentes y el propio Ayuntamiento porque tendrán que cambiarse las puertas de las cocheras o suprimir bordillos y aceras. Hace ya unos años hubo polémica ante el intento municipal de anunciar el derribo de algunas viviendas para convertir esta calle en vía de circulación con mayor anchura. ¿Es esa vieja aspiración lo que ha hecho que el alcalde anuncie esta medida? Se trata de una calle con numerosos edificios catalogados a un lado y a otro de la misma, de modo que debemos plantear si la ciudad está dispuesta a perder su patrimonio arquitectónico.

Finalmente, la ciudad histórica corre el peligro, desde mi punto de vista, ante la pérdida y el envejecimiento de la población en el Albayzín, de convertirse en un espacio vacío donde la ausencia de comercio convierta la zona en un espacio inseguro sólo visitable a ciertas horas del día. La falta de cohesión social que generan estas circunstancias es ya la causa fundamental del deterioro del barrio. En resumen, el PP debe responder a éstas y a otras cuestiones que quedan pendientes ante una medida que lejos de contentar a los vecinos parece que los sentencia a una agonía que no beneficiará a la ciudad en su conjunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios