"Las pensiones futuras están garantizadas"

1.en primer lugar, se debe aclarar que la existencia de las pensiones futuras está garantizada. Y también la sostenibilidad futura del sistema de pensiones. Lo que se debate actualmente es la cuantía de las pensiones futuras. En términos nominales (y en bastante menor medida, en términos reales si existe crecimiento de la productividad laboral), las pensiones futuras serán más altas, pero éstas guardarán una menor relación con el salario medio, siendo este ratio una medida de la generosidad del sistema. Y esta menor generosidad futura de las pensiones es debida principalmente a la reforma del sistema llevada a cabo en 2013, y es también la razón por la que el sistema público de pensiones ha mejorado su sostenibilidad futura. En definitiva, actualmente se debate un aumento de la generosidad de las pensiones futuras. Son varias las medidas que podrían incrementar la cuantía de estas pensiones públicas, pero la contrapartida es un aumento del ingreso por cotizaciones o de los recursos fiscales.

2.Sí. Y en algunos sectores de la economía en especial. Y esto es consecuencia del aumentos obtenido en la esperanza de vida. Este aumento, sin embargo, no se legislará a corto o medio plazo. Hay que tener en cuenta que la edad legal de jubilación necesaria para cobrar el 100% ya será de 67 años en 2027.

3.El déficit total ya incluye al déficit del sistema público de pensiones. Otra cosa es que se informe del déficit del sistema público de pensiones de forma separada.

4.Si queremos financiar las pensiones de viudedad y orfandad con un nuevo impuesto, deberíamos establecer uno (o aumentar los tipos de un impuesto ya existente) que sea capaz de recaudar alrededor de 2 puntos del PIB. Esto redundaría en una mejora del presupuesto actual y futuro del sistema público de pensiones, lo que repercutiría en unas pensiones futuras un poco más generosas (por el efecto de la mejora presupuestaria sobre el Índice de Revalorización de las Pensiones). Pero estas medidas son simples parches sobre el sistema.

5.En mi opinión sí, pero la eliminación de las bonificaciones no incrementarían de forma significativa los ingresos por cotizaciones.

6.España debería dirigirse hacia un sistema mixto (en sus fuentes) de previsión social, donde se combine la existencia de un sistema público (deberían aplicarse cambios sustanciales al actual sistema) con cuentas individuales de capitalización (que pueden o no ser administradas por entidades privadas). Esta multiplicidad de fuentes puede garantizar una prestación adecuada con la que financiar el consumo durante la vejez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios