Casi 150 personas se enfrentan a multas de hasta 1.500 euros por orinar en la calle

  • La infracción, tipificada como grave en la ordenanza de limpieza, es la primera causa de los 414 expedientes sancionadores abiertos por la Concejalía de Medio Ambiente entre enero y julio

Comentarios 3

El uso de la vía pública como urinario particular se ha convertido en una práctica habitual en las calles de la ciudad. Recovecos, portales, setos y garajes sufren las consecuencias de esta insalubre costumbre que acumula ya 148 expedientes sancionadores, la mayoría de los 414 que ha impuesto la Concejalía de Medio Ambiente entre enero y julio de este año.

Según indica el área municipal, lo normal es que estos expedientes terminen en multas de entre 750 y 1.500 euros en aplicación de la Ordenanza de Limpieza, Ornato Público y Residuos Urbanos, que tipifica este tipo de infracciones como graves.

Algo menos -entre 100 y 150 euros- tendrán que pagar los 108 ciudadanos que han sido sorprendidos por los inspectores del Ayuntamiento depositando residuos y bolsas de basura fuera del contenedor, lo que se considera una infracción leve. Tampoco se salvan los contenedores específicos de obras, ya que 57 dispositivos de este tipo se han visto desbordados, con residuos impropios o sin tapadera.

La ofensiva municipal contra el incivismo en materia de limpieza ha decidido también plantar cara a la colocación de publicidad en los vehículos, la indiscriminada 'pega' de carteles de publicidad y el reparto de octavillas de carácter privado con objeto comercial y lucrativo sin autorización.

Infracciones de este tipo, multadas con sanciones que oscilan entre los 750 y los 1.500 euros, son la tercera causa -en número- de los expedientes abiertos en lo que va de año, al sumar un total de 69.

Sin vallar y con residuos en el interior encontraron los inspectores un total de 17 solares en la capital. Y no es algo desdeñable ya que, además de la sanción económica, expedientes de este tipo pueden requerir ejecución subsidiaria si el titular no toma las medidas de limpieza adecuadas.

La rotura de papeleras y contenedores, así como el vertido de residuos en lugares impropios apenas suman ocho y cinco sanciones, respectivamente. Y es que, según apunta la responsable del área de Medio Ambiente, María Dolores de la Torre, "en muchas ocasiones es difícil sorprender al ciudadano infractor, de modo que buena parte de las faltas quedan impunes". Por ello, la edil realiza "una llamada de atención" para que los ciudadanos cumplan con las normas de civismo y convivencia "a efectos de que entre todos nos hagamos la vida más grata".

Así, hace hincapié en que en la limpieza de la ciudad y en la calidad ambiental urbana inciden en gran medida las infracciones de los ciudadanos en cuanto a la presentación de los residuos para su recogida por los servicios municipales. "El depósito de basuras sin contenerizar en la vía pública y su libramiento fuera del horario autorizado son causas de importante impacto ambiental y de afección contra la salubridad pública que, además, ofrecen una mala imagen", afirma.

Por ello, con el objetivo de minimizar los problemas ocasionados por los residuos generados en la ciudad, se aprobaron -hace ya dos años- estas ordenanzas que, de manera especial, inciden en que las basuras se depositen en los elementos de contención homologados entre las 20: 00 y las 23:00 horas, excepto los días que no se preste servicio, al tiempo que obligan a que los contenedores asignados a usuarios no permanezcan en la vía pública entre las 10:00 y las 20:00 horas.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios