Un pleno convulso de vuelo raso

  • Los afectados de Fórum Filatélico y Afinsa insultan a los diputados socialistas en el pleno presupuestario de Diputación que el PP aprovechó para arremeter contra la aerolínea Raynair por su calendario "sexista"

Los afectados de Fórum Filatélico y Afinsa y las chicas ligeras de ropa del calendario publicitario de la aerolínea Ryanair se convirtieron ayer en protagonistas indirectos del pleno presupuestario de la Diputación que resultó un tanto convulso.

"En las urnas nos veremos". Sonó como una amenaza con un claro destinatario: el grupo socialista que, junto a su socio de gobierno, IU, rechazaron con sus votos la moción del PP en la que se instaba al Gobierno central a crear un fondo de compensación para que las víctimas de la estafa pudiesen recuperar sus inversiones. El equipo de gobierno consideró "inviable" asumir con dinero público un problema que tiene "fondo privado".

Algunas de estas personas dirigieron insultos a los diputados socialistas e incluso les arrojaron con visible enfado los folios arrugados que durante el tiempo que duró la moción habían mostrado en señal de protesta por su delicado situación. La diputada de Cultura y Juventud, María Asunción Pérez Cotarelo (IU), que durante el debate calificó de "oportunista y demagógica" la propuesta presentada por el PP, acusó precisamente a los populares de ser los responsables de la trifulca protagonizado por los afectados de Afinsa y Fórum Filatélico.

Los populares, que en la víspera se reunieron con afectados de Afinsa, encajaron la afirmación como un golpe bajo y exigieron al presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, que llamara al orden a su socia de gobierno, cosa que hizo de inmediato reclamando a todos que se guardaran las formas.

Pérez Cotarelo pidió, en el turno de ruegos y preguntas, disculpas por haber interrumpido el pleno, con su reprimenda hacia el PP, cuando no estaba en el uso de la palabra si bien desveló que en la comisión informativa previa al pleno el portavoz del PP, Antonio Granados, admitió que la moción sobre Afinsa presentada ayer obedecía a la "presión ejercida por los propios afectados"; una acusación que el propio dirigente popular negó con rotundidad calificándola de "falsa".

No fue el único rifirrafe. La polémica suscitada por la retirada del Ayuntamiento de la política de vuelos baratos sobrevoló durante toda la sesión plenaria. Primero, como reproche hacia el PP por "dejar en la estacada" al resto de socios en su política de promoción turística de la provincia, y justo al final, en el capítulo de asuntos de urgencia, cuando la diputada del PP Carmen Servilia López pretendió introducir sin éxito una propuesta para instar a la aerolínea irlandesa Ryanair -con la que la Diputación ha cerrado varios acuerdos-, a que retire de su campaña de publicidad el calendario "denigrante" en el que aparecen posando en bikini varias mujeres .

El presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, impidió el debate reprochando al PP que no hiciera lo propio cuando la concejala popular de Lepe, María Dolores Jiménez, posó desnuda en una revista de difusión nacional, o más recientemente no pusiera objeciones a que los bomberos de Motril se retrataran ligeros de ropa. "No es comparable", exclamó la diputada del PP, muy molesta.

El turno de ruegos y preguntas se convirtió también en lugar para la censura. Los populares interpelaron para recriminar al equipo de gobierno la falta de transparencia a la hora de facilitar datos sobre el estado de ejecución de las inversiones de 2007 o la demora en aprobar las cuentas de 2006. Y el PSOE aprovechó para preguntar si existía algún diputado imputado en alguna causa judicial. Aunque no dio nombres la puya iba dirigida a Francisco Maldonado, denunciado por la Fiscalía por presunto tráfico de influencias durante su anterior etapa como alcalde de Gójar, y por José Antonio Robles, imputado por una supuesta alteración del censo de Güéjar Sierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios