El policía local que disparó a un vecino, en libertad bajo fianza

  • El juez ha tomado esa decisión al considerar que el agente de La Zubia pudo actuar en legítima defensa

Comentarios 1

El policía local de La Zubia que hirió el pasado sábado de cuatro tiros a un vecino suyo durante una discusión quedó ayer en libertad con cargos tras abonar una fianza de 2.500 euros, aunque tendrá que cumplir unas medidas cautelares, como la de no residir en el municipio y no acercarse a la víctima.

Tras tomarle declaración, el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, en funciones de guardia, ha decretado para el agente, de 36 años, su ingreso en prisión eludible con el pago de una fianza de 2.500 euros y el cumplimiento, en caso de ser abonada, como así ha sido, de varias medidas cautelares, informaron fuentes judiciales.

Además de la prohibición de no residir en el municipio y de no acercarse a la víctima, de 45 años, a menos de 500 metros, las medidas incluyen la retirada de armas al acusado y la obligación de que se persone los viernes ante la Guardia Civil o el Juzgado.

La decisión del juez de decretar el ingreso en prisión pero eludible con fianza ha estado relacionada con la posibilidad de que el policía actuara en legítima defensa, como así ha declarado el acusado y ha ratificado un testigo, según indicó su abogado, para quien las medidas cautelares adoptadas son "muy garantistas".

Si la víctima, que permanece hospitalizada en estado grave, falleciera, la situación procesal del agente, acusado de momento de un delito de homicidio en grado de tentativa, podría ser revisada, según las fuentes.

La discusión se originó pasada la medianoche del sábado cuando el policía recriminó a la pareja de la víctima, ambos vecinos suyos, el ruido generado.

La mujer se sintió al parecer ofendida, momento en el que intervino la víctima, que según lo declarado por el agente se abalanzó sobre él con un cuchillo, hasta que "en legítima defensa" y para repeler el ataque, el policía disparó con un arma personal de "pequeño calibre", según su letrado.

El herido, que presenta cuatro heridas de bala en el tórax y el abdomen, permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen de las Nieves de Granada en estado grave, estable, sedado y con ventilación mecánica, según fuentes sanitarias.

Cuando ocurrieron los hechos, el policía local estaba fuera de servicio porque disfrutaba de un permiso por paternidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios