Un policía fuera de servicio evita un caso de violencia machista

  • Redujo a un joven que, de madrugada, pretendía apuñalar a su ex pareja

Un agente de la Policía Nacional que se encontraba fuera de servicio evitó en la madrugada del pasado lunes que una mujer, vecina de Baza, fuera apuñalada por su ex pareja, un joven de nacionalidad rumana y de 23 años, ya detenido y puesto a disposición judicial.

Los hechos se produjeron en torno a las 04:45 horas del pasado lunes, cuando al agente, que se encontraba descansando en su domicilio, fue despertado por los gritos de una mujer que provenían del rellano de su portal, según informó la Policía en una nota.

Al asomarse pudo comprobar cómo una vecina pedía auxilio señalando al interior de un domicilio, cuya puerta estaba rota, y que que otras puertas estaban igualmente destrozadas, con numerosos cristales en el suelo. Escuchó asimismo más gritos de personas y gran estruendo y vio a un joven intentando acceder a una de las habitaciones, destrozando la puerta con una navaja que esgrimía en su mano, por lo que un hombre y una mujer proferían gritos de auxilio desde el interior.

Tras inmovilizar el agente al individuo, una dotación policial procedió a efectuar su traslado hasta dependencias policiales. Posteriormente se pudo determinar que el detenido pretendía acceder hasta la habitación donde se encontraba su ex pareja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios