El popular Convento de las Vistillas cierra tras 500 años de historia en el Realejo

  • La muerte de la abadesa precipitó el traslado de las tres monjas que quedaban a otros centros religiosos

El convento está situado al final de la calle Molinos. El convento está situado al final de la calle Molinos.

El convento está situado al final de la calle Molinos. / carlos gil

Comentarios 2

El barrio del Realejo está viviendo con tristeza el cierre del convento Vistillas de los Ángeles fundado en 1540 y situado al final de la calle Molinos. Según explicó ayer la presidenta de la asociación de vecinos, Piedad Cardenete, el fallecimiento de la abadesa del convento hace apenas un mes ha precipitado el fin de la actividad de este espacio religioso donde tan sólo vivían tres monjas con ella y de muy avanzada edad. Éstas han sido trasladadas supuestamente a otros conventos aunque este hecho no pudo ayer ser confirmado ni con la Curia ni con fuentes del Monasterio de Santa Isabel la Real, conformado también por hermanas clarisas. No obstante, lo que sí está claro es que la actividad ha parado temporalmente ante el asombro y la tristeza de los vecinos. Ya no se ofician misas y el rico patrimonio que presenta este enclave granadino ha quedado oculto tras sus muros de piedra.

"Nos ha dado mucha pena. Hay falta de vocaciones y con la muerte de la abadesa el resto de monjas han sido trasladadas a otros conventos", aseguró ayer Cardenete, quien dijo que estaban muy mayores y el mantenimiento para ellas solas era muy complicado y hacía mucho frío". La presidenta agregó además que dos de las monjas habrían sido trasladadas al Monasterio de Santo Ángel Custodio, situado en la calle San Antón, y la otra a Jaén.

Se especula ya en las redes sociales con que el histórico convento se convertirá en un hotelEl Arzobispado prohibió la procesión de la Virgen de los Ángeles que sí apoyaban las religiosas

Sobre el futuro del convento nada se sabe. En este sentido Cardenete lo tiene claro: el patrimonio que atesora no puede quedar encerrado entre sus paredes. Debería abrirse como mínimo a la visita. "Tiene un patrimonio artístico muy rico. Quizás se podría hacer un museo con todas las obras que tiene y lograr dinero de la visita para el mantenimiento", detalló Cardenete recordando que antes del cierre cada domingo había misa.

Algunos usuarios de las redes sociales especulan ya con que, tras el cierre, existe un interés económico. Hay quien considera que el convento se pondrá a la venta para albergar en un futuro un hotel. Sin embargo otros usuarios, pese a mostrar su tristeza por la clausura, reconocen que es complicado que tres monjas se hagan cargo solas de este convento algo que está pasando en otros puntos de España debido a la falta de vocaciones.

El convento se vio envuelto en una polémica en septiembre de 2015. El Arzobispado de Granadas desautorizó a la Hermandad de Gloria de Santa María de los Ángeles a realizar una salida procesional que generó un enorme revuelo. Hubo hermanos que mostraron su deseo de seguir adelante con el acto pese al rechazo del Arzobispado. Finalmente decidieron cancelar el acto y enviaron un duro comunicado en que criticaron la prohibición a las religiosas de celebrar la novena y la procesión de la Virgen de los Ángeles organizada desde 1949 "ininterrumpidamente". Pero además denunciaron las presiones a través de llamadas telefónicas a la comunidad de religiosas. Según el Arzobispado, la hermandad estaba fuera de la legalidad diocesana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios