El precio de los pisos ha subido cinco veces más que los salarios desde 2004

  • En los últimos tres años, el salario medio de los granadinos ha aumentado más de un 10 por ciento · En el mismo periodo, las viviendas han duplicado su valor

En los últimos tres años, el incremento progresivo y descontrolado de los precios de los inmuebles ha dificultado -o incluso vetado- a muchos granadinos el acceso a la vivienda. Y es que, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Vivienda y la Agencia Tributaria, el desequilibrio entre la subida del coste de la vivienda y el incremento de los salarios medios en la provincia ha abierto una profunda brecha que, en muchos casos, puede resultar insalvable.

Desde 2004, el precio medio de los pisos y casas en la provincia ha aumentado cinco veces más que los salarios medios de los granadinos. Según los datos publicados por el Ministerio de Vivienda, hace tres años el coste medio de una vivienda en Granada fue de 88.685 euros. Mientras que en 2007 el coste medio para adquirir un inmueble se elevó a 134.336 euros, un 51,5 por ciento más.

Los salarios, sin embargo, apenas han subido -gracias a las revisiones anuales del IPC- un 10,7 por ciento en los últimos tres años. En 2004, la Agencia Tributaria cifraba el sueldo medio, a partir de las declaraciones del IRPF presentadas, en 13.067 euros. Los últimos datos sobre las rentas de los trabajadores de la provincia reflejan que los sueldos se han quedado anclados en 14.460 euros. Apenas 1.393 euros más para afrontar un incremento del precio de la vivienda que supera los 45.651 euros.

El esfuerzo de las familias granadinas para afrontar el pago de una vivienda es, como poco, notable. El importe medio de las hipotecas firmadas durante el primer trimestre del año en la provincia alcanzó, según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Estadística, los 126.018 euros, que representan casi el 94 por ciento del precio total medio de una vivienda en el mismo periodo.

Así que, excepto un pequeño margen del 6 por ciento del precio de la vivienda -que normalmente suele ser abonado a través de los ahorros familiares acumulados o de la venta de otros bienes inmueble- los granadinos deben afrontar mes a mes el pago de gran parte del coste total de su vivienda. Los últimos datos publicados a partir de los cálculos del colectivo que aglutina a Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda, Gestha, reflejan que los granadinos que suscriben un crédito hipotecario tienen que afrontar mensualmente un desembolso económico medio que alcanza los 735 euros.

Al año, por tanto, un granadino se vería obligado a pagar -sólo por su vivienda- una media de 8.820 euros, que equivalen a más de dos tercios de su salario medio anual. Esta proporción, según las recomendaciones del Banco de España y de otras autoridades económicas, supera por mucho el índice del 30 o el 40 por ciento aconsejable. Para no superar este nivel, el salario medio debería ser, al menos, de 25.000 euros.

Así que, una vez descartada la adquisición de la vivienda por parte de una sola persona -que puede considerarse casi una aventura descabellada-, la opción más aconsejable es compartir los gastos y afrontar el pago de la hipoteca con, al menos, un sueldo y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios