Los prejubilados de Dhul amenazan con encierros si no cobran antes de julio

  • UGT denuncia que hay familias afectadas que "casi no tienen ni para comer"

No hay economía familiar que soporte seis meses sin cobrar. Los 75 prejubilados en el ERE que la empresa granadina Dhul llevó a cabo hace ocho años volvieron ayer a salir a al calle para recordad a la Junta de Andalucía que la situación es insostenible. Después de seis meses sin recibir el pago de sus prejubilaciones, las posturas se han radicalizado y los 75 afectados amenazaron ayer con organizar encierros si la Junta no les paga antes de que acabe el mes de junio.

Así lo afirmó ayer durante la manifestación el secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT de Granada, Antonio Moreno, que partió desde la Delegación Provincial de Empleo de Granada, hasta la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Granada, en protesta por los reiterados impagos de la administración autonómica.

El representante sindical denunció una vez más la difícil situación de las 75 personas afectadas y de sus familias, ya que "casi no tienen ni para comer". Y, para más escarnio, pese a no tener ingresos los prejubilados de Dhul tienen que seguir pagando sus cotizaciones a la Seguridad Social de su propio bolsillo, para no perder derechos cuando llegue el momento de su jubilación.

Por su parte, Rafael Carmona, delegado sindical de UGT, y portavoz del colectivo de prejubilados de Dhul, aseguró por si quedaba alguna duda que todos los manifestantes fueron trabajadores de la compañía granadina de postres preparados con antigüedad demostrable en la empresa, y consideró que si se demostrase en un Juzgado que hay prejubilados falsos, estos deberían responder por dicha ilegalidad. Sin embargo, esta posibilidad, concluyó Carmona, "no puede ser la justificación para que 75 familias granadinas estén sin ingresos desde hace seis meses", por lo que instó a la Junta de Andalucía a que depure las responsabilidades oportunas, y pague ya las prejubilaciones a todos los afectados de los ERE.

La de ayer fue una de más de las movilizaciones del calendario acordado por los afectados a principios de mes para reclamar a la Junta el abono de unas prejubilaciones de las que se hizo cargo a raíz de que una de las empresas con la que se habían concertado los seguros, la belga APRA, entrara en quiebra. Según los cálculos de UGT, a los trabajadores de Dhul se les adeudan unos 32 millones de euros en el conjunto de Andalucía. En concreto, a los de Granada la Junta de Andalucía les adeuda entre 1.000 y 10.000 euros por trabajador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios