La presa del Negratín pone a prueba su sistema de prevención

  • La central hidroeléctrica ha realizado un simulacro de incendio y evacuación en uno de sus motores

El ejercicio, que consistió en la simulación de un incendio y dos heridos, se realizó durante la jornada de ayer. El ejercicio, que consistió en la simulación de un incendio y dos heridos, se realizó durante la jornada de ayer.

El ejercicio, que consistió en la simulación de un incendio y dos heridos, se realizó durante la jornada de ayer. / g. h.

La Guardia Civil, Policía Local, el Sistema Público Sanitario y Bomberos de Baza, Guadix, y Diputación desplegaron ayer un dispositivo en la central hidroeléctrica del Negratín. El motivo fue un simulacro de incendio y evacuación que estuvo destinado a probar los planes de prevención, medio ambiente y seguridad en estas instalaciones.

En concreto, el simulacro se realizó como si hubiera habido dos heridos simulando que se incendiaba uno de los motores de la central ubicado en la planta más profunda del edificio.

En esta simulación participaron efectivos del Servicio de Emergencias 112, Guardia Civil, Policía Local, Sistema Público Sanitario y Bomberos. Por parte de los servicios de emergencias de la Junta de Andalucía se desplazó personal Grupo de Emergencias de Andalucía, y miembros el equipo coordinador de Emergencias del 112 de Granada.

El ejercicio, organizado por la empresa eléctrica Endesa, fue simular un incendio y posterior evacuación de dos heridos desde las plantas inferiores de la instalación. El desarrollo comenzó a las 10:00 horas de ayer con un fuego en el sótano del edificio que provocó que varios trabajadores quedaran atrapados a causa del humo.

En el simulacro, uno de los operarios dio la voz de alerta al Centro de Control de Producción Hidráulica de la empresa, que a su vez llamó a 112 para "poner en marcha toda la cadena de activaciones y movilizaciones a operativos para dar respuesta a la situación".

Con este supuesto, tanto la instalación eléctrica como los operativos externos movilizados, han podido probar sus competencias en la extinción de incendios, búsqueda de víctimas, triaje de heridos, atención de afectados y medidas de control y seguridad, entre otras.

La celebración de este ejercicio desarrolló sin que se viese afectado el normal suministro eléctrico de la central hidráulica y sin que se alterase el discurrir diario de la población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios