El juez envía a prisión a cuatro de los ocho detenidos por la paliza mortal de Zújar

  • Los otros cuatro deberán comparecer los días 1 y 15 de cada mes ante en el juzgado

El juez de Instrucción número 2 de Baza ha decretado prisión provisional sin fianza para cuatro de los ocho hombres detenidos en Zújar como presuntos autores de un delito de homicidio, después de que durante la noche del pasado día 25 de marzo apareciera muerto en la calle Parada del Herrero de esa localidad un hombre de nacionalidad rumana de 34 años.

Según informaron fuentes judiciales, se trata de los detenidos con iniciales L.C.D., S.P., M.H. y A.B. Los otros cuatro quedaron en libertad con la obligación de comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. Tres de los detenidos reconocieron ya en sus declaraciones ante la Guardia Civil su participación en la paliza que acabó con la vida de un compatriota. Los cinco restantes, aunque no participaron de forma directa en la agresión, fueron también puestos a disposición judicial aunque como cómplices de homicidio.

Un vecino alertó a la Guardia Civil sobre las 23.30 horas de que había un hombre tirado en la calle sobre un charco de sangre. Inmediatamente se trasladó hasta el lugar una patrulla que confirmó que se trataba de un hombre de nacionalidad rumana, vecino de la zona, quien, al parecer, tenía un fuerte golpe en la cabeza, y solicitó la presencia de la autoridad judicial y del forense.

La autopsia reveló al día siguiente que la muerte había sido consecuencia de una brutal paliza, y no un solo golpe en la cabeza, o la caída por las escaleras, como en su defensa han alegado alguno de los detenidos. Esa misma noche la Guardia Civil detenía a dos personas, también de nacionalidad rumana por su presunta relación con la muerte de este hombre.

De las primeras pesquisas realizadas, la Guardia Civil infirió que las cuatro personas que ocupaban un turismo Opel Kadett podían tener relación con los hechos, y así se participó a las patrullas en servicio en la zona, y al Cuerpo Nacional de Policía de Baza, para que las identificasen si se localizaban.

Agentes de este Cuerpo detuvieron en el aparcamiento del hospital bastetano a la mañana siguiente a los cuatro ciudadanos rumanos que viajaban en este vehículo. La Guardia Civil después, tras escuchar su manifestación en esta Comandancia y a la vista de los indicios encontrados por los guardias civiles en la inspección ocular del Opel Kadett, decidió mantener su detención y ponerlos a disposición judicial como presuntos cómplices de un delito de homicidio.

Los otros dos detenidos, también de nacionalidad rumana, fueron localizados en Zújar el miércoles y ayer jueves por la tarde, éste último después de haber realizado un registro domiciliario en la vivienda que compartían varios detenidos.

Al parecer la paliza sobrevino por una discusión por una deuda de cinco o diez euros que el fallecido mantenía con uno de los detenidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios