Tres años de prisión por traficar con droga a las puertas de una discoteca

  • La acusada fue identificada por la Guardia Civil en Churriana de la Vega con 370 euros y más de once gramos de cocaína

Los agentes de la Guardia Civil notaron un movimiento sospechoso la mañana del 12 de febrero de 2006 en el interior de un vehículo aparcado a las espaldas de una conocida discoteca de Churriana de la Vega. En su interior, una mujer parecía intentar esconder algo cuando vio a los guardias civiles.

Según consta en la sentencia que ha condenado a R.V.A. a tres años de prisión por un delito contra la salud pública, la mujer "se sacó del bolsillo de una chaqueta blanca que vestía un manojo de billetes, que ascendía a 370 euros y que intentó depositar sobre su asiento". En teoría, para ocultarlos de los guardias civiles. Pero como éstos se percataron de la situación, registraron el bolso de la mujer. En su interior, encontraron "un librillo de papel de fumar y una sustancia con un peso de 6,04 gramos y un THC de 13,7 por ciento" que resultó ser hachís. Pero los agentes, mientras tanto, observaron que del pantalón de la mujer "sobresalía una bolsa transparente". En su interior había una "sustancia blanca en una bola con un peso de 11,25 gramos". Tras los pertinentes análisis, resultó ser cocaína que, a precio de mercado, tenía un valor de 829 euros.

La sentencia considera probado que R.V.A. llevaba la droga "con ánimo de destinarla a su consumo por terceras personas e igualmente del dinero intervenido era producto del ilícito comercio".

La defensa solicitó la libre absolución de la acusada al considerarla cómplice del conductor del vehículo. Ambos, dice la sentencia, venían desde Priego de Córdoba. La ahora condenada manifestó en el juicio que el dinero estaba en "un apartado del coche" y que la droga se la dio su acompañante al ver a la Guardia Civil "porque él tenía antecedentes". Sin embargo, el testimonio era "contradictorio". Y ya que ella portaba la droga y el dinero, la Audiencia Provincial no la ha considerado cómplice, sino autora de un delito contra la salud pública con pena de tres años de cárcel y 829 euros de multa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios