La producción de miel caerá un 80% por las altas temperaturas

  • Aunque falta cuantificar la cosecha de verano las expectativas no son buenas y se esperan resultados por debajo de la media

La apicultura está sufriendo uno de sus peores veranos. Las altas temperaturas y el extremo calor han hecho mella en un sector tan delicado como la agricultura, que depende en gran parte de las condiciones climatológicas. En Granada en concreto conviven aproximadamente 360 apicultores con cerca de 60.000 colmenas. Desde la Asociación Provincial de Apicultores de Granada (APAG) ya se habla de "uno de los peores veranos con un 80% de producción menos respecto al año pasado". Aunque todavía hay que cuantificar la cosecha de verano, las expectativas no son demasiado buenas y en Granada se esperan resultados bajos "muy por debajo de la media", según indican desde la APAG.

La producción de miel esta primavera se ha visto reducida en un 70% en España, según los últimos datos ofrecidos por la asociación de Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). Sin embargo, algunas comunidades autónomas se han visto más afectadas que otras dadas las distintas condiciones climatológicas. Andalucía ha sido una de las más perjudicadas, así como Castilla y León, Murcia y Extremadura. Las altas temperaturas afectan directamente a la flora, el calor seca el néctar y se reduce de forma drástica la producción.

El encargado del sector apícola de COAG, Ángel Díaz, subraya que las olas de calor acaecidas en los últimos meses, especialmente, la ola de calor que tuvo lugar a principios de primavera, la que más daño causó: "El calor hace que las colmenas no puedan refrigerarse, la miel se derrite y la colmena se muere", explica.

Díaz define como "dramática" la situación productiva que viven los apicultores durante la campaña actual. El gasto se ha visto incrementado por la necesidad de trasladar las colmenas a lugares menos calurosos y con más humedad. Además, de los costes sanitarios por la lucha contra la varroasis, enfermedad que afecta a las abejas y que supone uno de los principales problemas en la apicultura a nivel mundial.

El responsable de COAG ya se ha dirigido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para "buscar alguna solución a esta situación que estamos padeciendo". La Política Agrícola Común europea contempla una ayuda a los apicultores de 19 euros anuales por colmena para paliar pérdidas.

La miel es famosa entre los consumidores y amantes de este edulcorante por sus múltiples propiedades y beneficios como su capacidad para curar heridas o aliviar el dolor. También es utilizada como remedio natural en gripes y resfriados comunes. Sin embargo, esta amplia gama de propiedades que ofrece la miel se puede ver perjudicada por algunas condiciones adversas como una alta exposición al calor, la luz o la humedad.

La miel no sólo está destinada a su consumo humano, sino que desde antaño es utilizada como conservante de alimentos, bactericida o como cosmético tanto en la piel como en el cabello.

Con una campaña de producción de miel muy desigual, en la que la cosecha de mieles tempranas ha rondado en torno al 50% de la de un año normal, desde la asociación COAG señalan una situación de inquietud respecto al resultado de las próximas floraciones de girasol, eucalipto o 'mielatos', que se cosechan a finales de verano. Inquietud provocada por los malos vaticinios de cara a lo que resta de verano y la nulidad en las producciones de romero y azahar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios