Los profesionales temen una 'fuga' de visitantes a otros destinos

  • Los turoperadores suman apoyos entre los hosteleros y los comerciantes para defender el destino Granada

Nueve de cada diez viajeros que aterrizan en Granada lo hacen con intención de entrar a la Alhambra y los Jardines del Generalife. No es de extrañar. Sin embargo, los turoperadores vienen alertando de una pérdida de credibilidad del destino Granada por las dificultades que se les pone a los grupos, reducidos o grandes, para acceder a las entradas. Este fue el principal tema de discusión ayer de los agentes de viajes en una rueda de prensa que congregó a más de 50 personas de diferentes ámbitos del sector servicios, entre los que hubo directores de hotel, comerciantes de tiendas de souvenirs y profesionales de la restauración unidos por la problemática del acceso a la Alhambra.

A Germán Alarcón-Martín este asunto le pilla de lejos y de cerca. Este turoperador que vive actualmente en Brasil y trabaja organizando viajes a Granada, entre otros sitios, fue director del Patronato Provincial de Turismo y reconoce que "ya hace veinte años era complicado porque al final la Alhambra y Sierra Nevada no se controlan desde Granada y poco tiene que decir al respecto". Aunque para Alarcón-Martín las cosas han ido a peor en las últimas décadas y ahora lo sufre desde el otro lado, desde el de una agencia de viajes donde ha tenido que renunciar a ofrecer la Alhambra tras varias experiencias difíciles con clientes a los que se les había garantizado el acceso al monumento nazarí desde Brasil.

Los agentes aseguran que la situación ha ido empeorando en los últimos años

Para este granadino afincado en Latinoamérica, la gestión actual de la Alhambra puede provocar que el destino acabe perdiendo todo su potencial. "Ya vi algo similar en Sierra Nevada hace veinte años", señala Martín-Alarcón, quien detalla que la estación granadina acabó perdiendo muchos clientes por la ineficacia de la gestión, viajeros que acabaron yéndose a otros destinos europeos ante la falta de un producto completo en la Sierra.

Una queja compartida por la mayoría de los agentes de viajes. El sector alerta de que la complejidad de los accesos a la Alhambra hace que sea más efectivo para ellos vender paquetes turísticos para fuera de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios