Un programa electrónico fomenta las relaciones entre estudiantes europeos

  • Un estudio de la UGR valora de forma positiva la conexión social y lingüística entre jóvenes

El eTwinning, un programa de educación y formación continua que consiste en el hermanamiento electrónico de centros educativos no universitarios de toda Europa, aporta grandes beneficios sociales a los alumnos y profesores participantes y su entorno, ya que les abre a nuevas culturas, ayuda a mejorar el conocimiento de idiomas extranjeros y de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TICs). Así se desprende de una investigación pionera en España sobre este programa -puesto en marcha hace dos años por la Unión Europea y en el que participan ya 35.000 centros de toda Europa-, que ha sido realizada en el departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada.

El trabajo de Benito Moreno Peña, que ha sido dirigido por el profesor Manuel Lorenzo Delgado, pretendía averiguar la bondad innovadora de las acciones puestas en marcha en el marco europeo de eTwinning, que forma parte del programa general eLearning y pretende conseguir la promoción de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación entre los ciudadanos de los países miembros que han participado en el proyecto.

Como síntesis de las conclusiones obtenidas, el profesor destaca "la gran satisfacción del profesorado participante y el interés que el alumnado muestra: resulta llamativo comprobar cómo un elevado porcentaje del alumnado trabaja de manera espontánea fuera de las horas de clase con sus nuevos amigos de otros países".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios