Más de 160 prostitutas reciben asistencia de la unidad móvil del Ayuntamiento

  • La mayoría son mujeres extranjeras que dejaron de ejercer esta actividad en las calles para hacerlo en pisos y clubes

Hay un descenso considerable de mujeres que ejercen en la vía pública. Hay un descenso considerable de mujeres que ejercen en la vía pública.

Hay un descenso considerable de mujeres que ejercen en la vía pública. / G.H.

La unidad móvil municipal de atención a mujeres que ejercen la prostitución asistió en lo que va de año a 161 personas en Granada, la mayoría extranjeras que dejaron de ejercer esta actividad en las calles para hacerlo en pisos y clubes, una tendencia que se viene observando desde hace dos años en la capital.

De hecho, el Ayuntamiento trabaja para reforzar las intervenciones en estos lugares al constatar un descenso considerable de las mujeres que ejercen en la vía pública debido al control policial y a la recesión económica, según informó a Europa Press la concejal de Presidencia, Empleo e Igualdad, Ana Muñoz.

Esta unidad logró contactar con el 95% de las meretrices que hay en la ciudad generando, a través de sus profesionales cualificados, un clima de confianza que les permite asesorarles en diversos ámbitos sin que se sientan "criminalizadas", prestándoles atención social, sanitaria y psicológica. La detección de casos de violencia de género y los aspectos vinculados a la salud son determinantes en este programa que opera en un ámbito muy complejo en el que existe "una gran precariedad", explicó la edil.

El 81,3% de las mujeres atendidas en lo que va de año eran de origen extranjero, de lugares como Rumanía, Colombia, Brasil Rusia, de entre 20 y 47 años de media. Las acciones del proyecto, que promueve el uso de preservativos y otros medios para prevenir el sida y otras infecciones de transmisión sexual, inciden "de manera determinante en la mejora de la calidad de vida de estas mujeres", a las que también se facilita el acceso a cursos de formación, talleres de prevención y autoestima o a clases de español en el caso de las que desconocen el idioma.

Las principales demandas que ellas plantean están relacionadas con la asistencia sanitaria, la realización de pruebas diagnósticas, la búsqueda de empleo, la alimentación y tramitación de documentos, como pasaportes, alquiler y suministros.

La edil afirmó que se trata de un programa que es continuamente actualizado por parte de técnicos y profesionales para adaptarse a las necesidades de este colectivo especialmente vulnerable y seguir manteniendo su eficacia en la atención social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios