El proyecto del Embrujo de Soportújar, premio nacional

  • El galardón Amuparna 2015 reconoce la implicación ciudadana en el proyecto que ha actuado en la Cueva del Ojo de la Bruja

Existe en la Alpujarra un pueblo que dicen que se creó en tiempos de la Inquisición, un lugar en el que se celebraban lo que se conocen como los aquelarres, donde se reunían las brujas para elaborar sus pociones mágicas con las que curaban o hechizaban a quienes probaban dicho manjar. Eso y muchas cosas más sobrenaturales es lo que cuentan que ocurría en el municipio de Soportújar. Siglos después este hecho ha trascendido la anécdota para convertirse en un reclamo turístico más, que con el paso de los años se está consolidando como una atracción obligada para los turistas que visitan la Alpujarra.

Los vecinos y visitantes de Soportújar pueden comprobar cómo esta localidad alpujarreña ha cambiando su fisonomía para convertirse en un auténtico lugar de brujos y brujas, apodo que sus habitantes llevan "con orgullo". Todo ello gracias al denominado Proyecto del Embrujo de Soportújar. Un proyecto, valorado en algo más de 230.000 euros, aportados en su mayoría por el Grupo de Desarrollo Rural de la Alpujarra Sierra Nevada de Granada, a través de los fondos de la Junta de Andalucía, y que ha conseguido ser galardonado con el Premio Nacional Amuparna (Asociación de Municipios con Territorio en Parques Nacionales) 2015.

Un premio otorgado este fin de semana al Ayuntamiento de Soportújar "por su proyecto embrujo: 25 años trabajando por un turismo sostenible" y, según la organización, "por haber consolidado un proyecto con implicación municipal y ciudadana consiguiendo dar una identidad a un municipio gracias a su legado histórico, folclórico y cultural, en el entorno privilegiado de un Parque Nacional como es Sierra Nevada." El Premio Amuparna fue creado en 2009 con el fin de reconocer, promover, impulsar y fomentar la apuesta por los parques nacionales y sus municipios en cualquiera de sus formas.

El alcalde de Soportújar, José Antonio Martín, se ha mostrado "orgulloso" por este reconocimiento añadiendo que "es un éxito de todos". "Hemos querido recuperar nuestra tradición antropológica y al mismo tiempo hacer un proyecto turístico basado en nuestras propias raíces, y hacerlo de una forma respetuosa con nuestro patrimonio, restaurando las zonas más emblemáticas del municipio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios