Los pueblos rebuscan entre sus cajas de recuerdos

  • Ayer se presentó el tercer catálogo de 'La provincia en imágenes', un proyecto que se propone recuperar la memoria fotográfica de la Granada del siglo pasado

Están en alguna vieja caja de lata o en el álbum de la estantería del salón o a veces incluso olvidadas entre las páginas de un libro. Las fotografías antiguas guardan los recuerdos de cada familia y al mismo tiempo el testimonio de una época. La aventura de rescatar esos recortes de historia de los rincones de cada casa comenzó en 2004, con un proyecto de la Diputación. Ayer ya se presentó el tercer número de La provincia en imágenes, un catálogo que, en esta ocasión, recopila fotografías de Zafarraya, Orce, Gorafe, Vegas del Genil, El Pinar, Lújar y Polopos-La Mamola.

Más de trescientas personas han revuelto entre sus recuerdos y los recuerdos de sus familiares para rescatar las fotografías que ahora componen estos libros. Con su colaboración y la de los Ayuntamientos ha sido posible recuperar estos pedazos de la memoria de los pueblos granadinos, que hablan de un tiempo en que no había microondas ni teléfonos móviles, ni tampoco fotografías a color.

No era tan fácil ni tan corriente tener cámaras de fotos, pero por fortuna se conservan estos documentos gráficos. En una foto, Dolores la Zequiela posa, castañuelas en mano. Ayudó a venir al mundo a toda una generación del municipio de Orce. La partera era antes un personaje esencial en las sociedades rurales, antes de que se produjeran todos los avances en el campo de la Medicina que revolucionaron la sanidad. En otra fotografía, sonríen dos mujeres cargadas con botijos que iban a por agua a la fuente o al manantial. Y en otra de las imágenes se ve a cuatro esquiladores de ovejas con sus utensilios y la lana que acaban de recoger.

Y es que no se trata sólo de fotografías. "Hay también aspectos de etnología. El libro se adentra en las costumbres y la cultura", explicó ayer durante la presentación del catálogo la diputada María Asunción Pérez Cotarelo, del área de Cultura. Así, también los datos aportados por los municipios y los particulares han sido esenciales. Se incluye por eso un análisis cultural y antropológico que completa y explica lo que en imágenes cuentan las fotografías.

Este proyecto se empeña en rescatar la memoria aún latente del siglo pasado y asegurarse de que no cae en el olvido. Mucha gente, al pasar las páginas del libro, se tropezará con recuerdos de hace años, con reflejos de su propia vida. Y para los más jóvenes, estas imágenes son una puerta abierta a un mundo desconocido que existió antes que ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios