"Hay que ser realistas con las pensiones"

1.la situación es preocupante porque si no se reforma está abocado a la insostenibilidad. Además me preocupa desde una óptica intergeneracional, algo que, sin embargo, no suele estar en la agenda política, que es de mucho más corto plazo. No hay realismo con las pensiones. Es un sistema que pagan los actuales trabajadores a los que se retiran y esto no es sostenible dentro del sistema actual. Las soluciones se están buscando fuera de ese sistema pero no sé si es lo más adecuado. Si el sistema de pensiones no se sostiene en sus parámetros actuales, descuadrar otros presupuestos puede ser una mala solución. Hay que ser realistas con la evidencia de que en tres o cuatro décadas la relación entre el número de pensionistas y el de trabajadores será insostenible. Eso es suficientemente preocupante.

2.Creo que es prácticamente inevitable. Si la esperanza de vida se alarga, la laboral también. Es así como debe funcionar el sistema. El que tenemos en España es de reparto y presupone un equilibrio entre los que trabajan y los que se jubilan que se está estirando mucho y se romperá inevitablemente, si no cambian las cosas.

3. No lo es. Es normal que mucha gente piense que si se 'saca' el dinero de otras partidas presupuestarias no bien gestionadas esto puede ayudar pero un sistema, por definición, tiene que ser sostenible por sí mismo, sin recurrir a otros ingresos que no nacen para ese fin. De otro modo, el desequilibrio presupuestario será aún mayor.

4.Tampoco la veo clara porque no resuelve el problema de insostenibilidad. La capacidad recaudatoria de un nuevo impuesto (como el que se propuso sobre los bancos) es muy limitada y además acabarán pagándola los clientes. Dicho todo esto, sí que tiene que haber un esfuerzo adicional por las pensiones más vulnerables, como las mínimas, las de viudedad y las de orfandad.

5.Esto puede discutirse técnicamente pero con esas bonificaciones o sin ellas poco va a cambiar. Estas bonificaciones vienen bien para orientar políticas de empleo y remuneración. Pero, insisto, no son, ni mucho menos, lo principal.

6.Los complementos ayudan pero no son suficientes. Es otra contribución más. Es mucho más importante fomentar una política de ahorro. No como excusa para que las pensiones privadas sustituyan a las públicas sino como asunción de una realidad en la que los mayores jubilados superarán ampliamente a los que trabajan, que también tienen derechos a futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios