El rector de la UGR rechaza el debate del adelanto del curso

  • González Lodeiro descarta el fomento de la movilidad como razón para justificar un cambio en el calendario universitario y lo supedita a las fechas de Selectividad

El debate en Primaria y Secundaria sobre el adelanto del curso escolar a principios de septiembre ha salpicado de lleno a la Universidad, que se ve inmersa en un proceso de convergencia europea y se cuestiona ahora si al replantear la totalidad de su sistema académico debería adaptar también su calendario. Seis universidades andaluzas se han manifestado abiertamente a favor del cambio y solo dos, la Universidad de Granada (UGR) y la de Sevilla (US), consideran que "no es el momento" para debatirlo.

"Los argumentos que se dan para adelantar el curso en la Universidad no son convincentes y yo necesito razones de peso para abordar un caso así", dice el rector de la UGR, Francisco González Lodeiro.

La Confederación Nacional de Rectores (CRUE) hizo un estudio y concluyó que sería bueno empezar el curso a principios de septiembre y reanudarlo en febrero para, finalmente, concluirlo en mayo. Así, cada semestre tendría su propio periodo de clases, exámenes y vacaciones; y la convocatoria de exámenes de septiembre se pasaría al mes de julio.

Para los detractores del cambio, la ausencia de exámenes en septiembre y la ausencia de obligaciones permitiría a los alumnos una mayor movilidad en el extranjero. Sin embargo, para González Lodeiro "el argumento de la movilidad es fatuo", ya que recuerda que "la UGR lleva 20 años gestionando el intercambio de alumnos con Europa, liderando la movilidad de los erasmus y no hemos necesitado para ello cambiar nuestro calendario".

En España hay algunas universidades que ya llevan a la práctica este calendario, como es el caso de la Politécnica de Cataluña, pero en Andalucía el debate está lejos de llevarse a la práctica.

Según el rector de la UGR, el presidente de la CRUE, Ángel Gabilondo, "no considera el asunto como algo inminente". En la última reunión que mantuvieron los rectores, González Lodeiro puso a sus compañeros como ejemplo el caso de Suramérica, donde hay países que, en la misma época, están en invierno y otros en verano".

Para la UGR, el debate sobre la eliminación de exámenes en septiembre plantearía también otra cuestión: el coste que supondría mantener refrigeradas las aulas en el mes de julio.

El rector de la UGR coincidió con la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, en que arrancar las clases a principios de septiembre (en vez de la última semana como se hace ahora en la UGR) obligaría además cambiar las fechas de celebración de la Selectividad, un proceso mucho más complejo.

Con este cambio "habría que replantear también el período vacacional de los profesores y del personal de servicios de la Universidad, pues les obligaría a incorporarse en la última semana de agosto", explica el rector de la UGR, un aspecto que levantaría una gran polémica, tal y como ha ocurrido en Primaria y Secundaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios