La reforma de la Alcaicería choca con la falta de interés de los propietarios

  • El plazo para pedir las subvenciones termina en junio pero de momento nadie ha solicitado las ayudas pese a que Urbanismo lo ha notificado personalmente

El interés del Ayuntamiento de Granada por rehabilitar la Alcaicería ha chocado frontalmente con la escasa atención prestada por los vecinos de la zona a la remodelación de sus fachadas. Y ello a pesar de que la Gerencia de Urbanismo está dispuesta a concederles hasta 40.000 euros de ayudas para que arreglen sus tejados, cubiertas, canalizaciones...

Aunque el plazo para pedir esta subvención todavía está abierto (durará hasta el mes de junio), nadie ha solicitado de momento las ayudas, lo cual preocupa a la Gerencia de Urbanismo que necesita de la colaboración ciudadana para terminar el proyecto. "Pedimos la colaboración de todos para terminar esta labor que hemos empezado y la rehabilitación de viviendas es lo que nos va a ayudar a quitar todo ese cableado aéreo que afea mucho el entorno", explicó la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto.

El interés de la Gerencia por culminar este proyecto es tal que incluso han llegado a mandar cartas de aviso a cada uno de los propietarios con inmuebles en el barrio de la Alcaicería, eso sí, con escaso éxito. "El Ayuntamiento ya no puede hacer más: hemos convocado subvenciones y se lo hemos notificado a cada propietario", explicó con preocupación la concejal de Urbanismo.

En principio las ayudas se concederán a todo aquel que las solicite, si bien es cierto que se primará a quienes tengan proyecto y a quienes tengan un poder adquisitivo menor.

Terminado ya el proyecto de remodelación del controvertido pavimento el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, aprovechó ayer para dar a conocer las cifras totales de la remodelación del centro. La peatonalización de las calles del entorno de Bib-rambla han supuesto una inversión de 687.000 euros, la calle Alhóndiga se llevará 357.000 euros mientras que las calles Puentezuelas, Gracia y las transversales supondrán una inversión de 1.690.000 euros. La segunda fase de la Magdalena tendrá un coste de 1.463.000 euros y la Alcaicería 429.000. En total 4.629.000 euros.

Para terminar el proyecto, el arquitecto, Carlos Sánchez, reconoció ayer que han tenido que solventar problemas en la acometida de aguas ya que en algunos pisos no había saneamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios