L Primer asesinato tras la ruptura del alto el fuego

La resurrección de la unidad contra ETA se escenificará el martes en Madrid

Comentarios 0

Por la libertad y por la derrota de ETA. Bajo este lema, los partidos políticos se unieron ayer tras el atentado de ETA al Sur de Francia y se unirán el próximo martes, cuando una manifestación escenificará la unidad de las fuerzas políticas y sociales contra el terrorismo. Tras un encuentro de apenas una hora de duración en el Congreso de los Diputados, el portavoz del PSOE, Diego López Garrido, expresó su satisfacción por la "absoluta unanimidad" que cosechó el comunicado de condena, en el que también se deja claro que "ETA nunca conseguirá doblegar a la democracia".

Las formaciones políticas de PSOE, PP, CiU, ERC, PNV, IU-ICV, BNG, CC, CHA, EA y Na-Bai, así como los agentes sociales (CEOE, CEPYME, CCOO., UGT y USO) suscribieron un comunicado conjunto en el Congreso en el que emplazan a todos los ciudadanos a expresar su repulsa por el atentado que se llevó la vida de un guardia civil y dejó a otro herido de gravedad en Capbreton (Francia) así como la solidaridad con las víctimas en una manifestación que se celebrará el próximo martes en Madrid a las 19.00.

El comunicado expresa las condolencias y la solidaridad de las formaciones políticas firmantes con la familia del agente asesinado, Raúl Centeno, y el deseo de que el guardia civil herido, Fernando Trapero, consiga recuperarse, así como el "apoyo" a todas las víctimas del terrorismo.

Esta imagen de unidad de los partidos frente a ETA no se daba desde el asesinato del concejal del PP de Ermua Miguel Ángel Blanco, en julio de 1997.

La última reunión del Pacto de Madrid, que aglutinaba a todos los partidos, se celebró el 12 de diciembre de ese año también en el Congreso. A partir de ese momento, el Pacto de Lizarra -firmado por los nacionalistas vascos en septiembre de 1998- y el posterior Pacto Antiterrorista de PP y PSOE, en diciembre de 2000, no facilitaron nuevas reuniones con presencia de todas las fuerzas.

En la rueda de prensa en la que se hizo público el comunicado, el portavoz del PSOE quiso expresar la "satisfacción" de su partido de que "en un día tan triste como hoy" las fuerzas políticas y sociales "hayan mostrado con absoluta unanimidad y con contundencia su rechazo al terrorismo", así como su "convicción de que ETA no va a conseguir absolutamente nada mientras continúe con su actividad violenta y criminal". A su juicio, la unidad demostrada "contribuye a fortalecer la unidad ahora y en adelante", lo que "deberá ser un motivo para que desaparezca cualquier tipo de fisura que pudiera existir" y sea "un elemento de fortalecimiento en la lucha contra el terrorismo, que necesita esa unidad".

Preguntado por la posibilidad de que tras el atentado de ayer se revoque la resolución del Congreso de mayo de 2005 que autorizaba el diálogo con ETA y se inicie la ilegalización de ANV y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV), tal y como solicitaron los representantes del PP durante el encuentro, Garrido se limitó a señalar que "hoy es un día para responder al terrorismo con unidad, más allá de la política antiterrorista concreta y las posiciones políticas de cada cual". En todo caso, recordó que existe una Ley de Partidos y un Código Penal destinados a combatir el terrorismo que ya se han puesto en práctica y que "seguirán poniéndose en práctica, no cabe duda".

Por su parte, el secretario general del PP, Ángel Acebes, subrayó que su formación "lleva muchos años trabajando con el objetivo prioritario de derrotar a ETA". "Por eso -agregó- hoy hemos apoyado y apoyaremos cualquier iniciativa que vaya en esa dirección". "Y por eso apoyamos el comunicado conjunto y por eso también apoyaremos la concentración que se producirá el próximo martes".

Acebes subrayó que la petición del PP en torno a ANV, PCTV y la resolución del Congreso no se incluyó finalmente en el comunicado, aunque dejó claro que el texto firmado "va en la dirección correcta" para derrotar a ETA.

Como era de esperar, ni la ilegalizada Batasuna, ni ANV, las dos formaciones políticas que representan a la autodenominada izquierda abertzale, condenaron el atentado de Capbreton.

Batasuna defendió, en un comunicado, la vigencia de la propuesta de Anoeta y su apuesta por un acuerdo político para "resolver el conflicto". Por su parte, la portavoz de ANV en el Ayuntamiento de Pamplona, Mariné Pueyo, leyó una declaración de apoyo a los detenidos en el sumario 18/98 en la que avanzó que la "izquierda abertzale tiene claro que va a estar presente en las elecciones españolas" porque será "la única fuerza que defiende el derecho a decidir y tiene una propuesta para resolver el conflicto político y armado con el Estado". "Va a reclamar y defender con uñas y dientes la independencia de nuestro pueblo", proclamó. Pero del asesinato de un guardia civil, ni rastro.

El Rey y el Príncipe de Asturias mostraron su repulsa y condena por el "cobarde" atentado.

El PSOE suspendió un acto en Madrid para conmemorar el 25 aniversario de la victoria socialista de 1982, al que iban a asistir Zapatero y el ex presidente del Gobierno Felipe González.

El embajador de Francia en España, Bruno Delaye, asistió en La Moncloa al momento en el que Zapatero leyó una declaración institucional por el atentado y trasladó al jefe del Gobierno la solidaridad y el apoyo francés en la lucha contra la banda terrorista. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, telefoneó por la tarde al jefe del Ejecutivo para expresarle su condena por el atentado y su deseo de redoblar su compromiso en la lucha contra ETA.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios