El agua salva al espárrago, pero no a los cereales, el almendro y el olivar

  • La situación en el campo es aún "dramática", según la Unión de Pequeños Agricultores

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Granada, Nicolás Chica, dijo ayer que aunque las recientes lluvias en la provincia han sido beneficiosas para productos como el espárrago, apenas mejoran la "dramática situación" de cereales, almendro y olivar.

Chica defendió el aplazamiento de la reunión de la próxima Comisión de Desembalses de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), prevista inicialmente para la próxima semana en Sevilla, para contabilizar estas lluvias completamente.

Para Nicolás Chica, se hace necesario esperar hasta ver el comportamiento climatológico en los próximos días -las previsiones anuncian nuevas precipitaciones-, para contabilizar rigurosamente los recursos embalsados antes de proceder al reparto de concesiones para la campaña de riego por parte del órgano de cuenca.

Según la UPA-Granada, estas últimas precipitaciones tendrán efectos muy positivos, especialmente hortícolas de Zafarraya y el espárrago de la Vega, en plena campaña. No obstante, matizó que "son claramente insuficientes" para paliar la "dramática situación de sequía que padecen algunos cultivos en nuestra tierra", principalmente en las comarcas de Baza y Guadix.

La campaña de cereal se da por perdida y el almendro está gravemente dañado por los efectos de sequía y heladas, más recientemente, mientras que el olivar encara restricciones de riego. "Tendría que llover entre 30 y 50 litros por metro cuadro y volverse a repetir las precipitaciones regularmente para recuperar en parte al campo de la provincia", precisó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios