La sanción a Spiriman levanta a los 'suyos' contra el Colegio de Médicos

  • Justicia por la Sanidad pide la dimisión del presidente por la sanción a Candel

Jesús Candel en una de las ruedas de prensa ofrecidas en el último año. Jesús Candel en una de las ruedas de prensa ofrecidas en el último año.

Jesús Candel en una de las ruedas de prensa ofrecidas en el último año. / g. h.

Ni 24 horas han tardado en aflorar las primeras reacciones a la noticia que se conocía el martes sobre la sanción de un mes de inhabilitación profesional impuesta a Jesús Candel, conocido como Spiriman, por parte de la Junta Directiva del Colegio de Médicos de Granada. La razón de la llegada de este 'correctivo' viene dada por los reiterados insultos que el doctor de Urgencias del Hospital Campus profirió a través de sus vídeos contra compañeros de profesión.

La asociación ciudadana Justicia por la Sanidad, cuyo presidente es Jesús Candel, emitió ayer un comunicado en el que cargaba contra el Colegio de Médicos y en especial contra su presidente, Jorge Fernández, del que piden la dimisión inmediata aduciendo que es su labor tanto la defensa de la sanidad pública como "haber apoyado y denunciado la corrupción de la sanidad andaluza". Así, le afean no haberlo hecho en su tiempo de mandato "teniendo conocimiento de hechos gravísimos que están acaeciendo en la sanidad de Granada". Al contrario, explican en el comunicado, "no se ha puesto al frente de sus colegiados", si no de la administración sanitaria. Igualmente, destacan que Fernández debe presentar su dimisión debido a que la sanción no ha sido comunicada ni notificada a Candel y si "filtrada" a los medios de comunicación.

La asociación que preside Candel organiza una protesta en su apoyo para el lunes

En cuanto al motivo de la sanción -los insultos proferidos por parte de Candel en sus vídeos-, Justicia por la Sanidad aduce que el presidente del Colegio de Médicos "ha convertido esta ilustre institución en un Tribunal de la Inquisición, donde ya no se juzga la praxis médica, sino que se intenta coartar la libertad de expresión" y que la institución colegial es ahora "un Tribunal de Honor".

El comunicado concluye diciendo que el presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad, Candel, "va a seguir en la lucha de denunciar la corrupción que existe en la sanidad pública andaluza, y estas supuestas sanciones no van a acabar con su legítimo derecho a expresarlas en libertad". Así, prometen, el médico de Urgencias "siempre estará en la defensa de los derechos de los pacientes y de los profesionales que la integran".

Jesús Candel, por su parte, hizo el martes las primeras declaraciones en redes sociales sobre este asunto en los mismos términos que el comunicado y además animaba a secundar la propuesta de llevar su mensaje a Sevilla, en una manifestación frente a la sede de la Presidencia del Gobierno andaluz. La salud de esta iniciativa depende de que la convocatoria se comparta por cien mil personas en redes sociales. Por otro lado, ayer se empezó a organizar, también desde redes sociales, una concentración en apoyo a Spiriman que previsiblemente tendrá lugar el próximo lunes frente al Hospital Campus a las 10 horas.

Así las cosas, ayer tuvo lugar la última manifestación política relacionada con el movimiento encabezado por Jesús Candel. La coordinadora general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, se desvinculó del escrito presentado en la Fiscalía pidiendo que se investigue al doctor Candel por posibles delitos de incitación al odio hacia determinados colectivos, como mujeres, políticos, personal sanitario y periodistas. Ante esta petición de investigación, presentada el pasado viernes la dirigente de Podemos pide que "no se utilice" su nombre ni el de su formación política "contra el movimiento por la sanidad pública en Granada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios