La saturación de los juzgados penales será "irreversible" si no se crea otro

  • En un informe anterior al revuelo judicial del 'caso Mari Luz', los jueces de lo Penal de Granada pidieron un nuevo órgano para el correcto funcionamiento de la Justicia

Los seis Juzgados de lo Penal con que cuenta el Partido Judicial de Granada no dan abasto. La bolsa de asuntos pendientes crece y, por ello, consideran "urgente" la creación de un nuevo órgano penal para evitar que la saturación les lleve a una situación "irreversible".

Aunque pudiera parecer que el 'caso Mari Luz' ha sido el detonante de que los jueces de lo Penal de Granada alcen sus voces de cara a garantizar un correcto funcionamiento de sus órganos, lo cierto es que su reivindicación fue realizada con anterioridad.

La petición de ese anhelado, a la vez que necesario, séptimo juzgado de lo Penal fue plasmada en un informe el pasado 18 de enero, si bien recientemente hubo una reunión de estos magistrados para volver a abordar la situación, según precisaron fuentes del Decanato de los Juzgados de Granada.

Según consta en el citado documento, la necesidad de que se cree "como mínimo" un nuevo juzgado de lo Penal es "apremiante", si se quiere evitar "que la bolsa de asuntos pendientes crezca de modo irreversible".

Los jueces de lo Penal destacan en este sentido el "gran sobreesfuerzo" que llevan tiempo realizando "para evitar el colapso". Por ello, al hablar de la necesidad de ese nuevo juzgado, hablan de un "balón de oxígeno".

Todos ellos se muestran esperanzados en que su petición sea atendida por los poderes públicos responsables (Consejo General del Poder Judicial y Administración central y autonómica).

Creen que con un nuevo órgano, el módulo de entrada de asuntos por juzgado podría volver al menos a aproximarse al "ya obsoleto módulo que el Consejo General del Poder Judicial aprobó en su día para esta clase de órganos judiciales".

El aumento de sentencias sin ejecutar surge tras la reforma de 2002 que instauró los juicios rápidos. La reforma permitió que los juzgados de guardia se enjuiciaran casos menores que de otro modo habrían acabado en los juzgados de lo penal, para entonces ya en creciente colapso. Sin embargo, como la ejecución de sentencias sigue correspondiendo a los penales el aumento de causas sin su 'punto y final' judicial no deja de incrementarse hasta, según algunas fuentes, acumular 2.536 fallos sin ejecutar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios