El sector del automóvil exige mayor control de la economía sumergida

  • La patronal asegura que la competencia desleal está haciendo mucho daño

La Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Automóviles de Granada y la Federación Andaluza de Talleres, Automóviles y Afines (FATA) alertaron ayer de que incrementar la lucha contra la economía sumergida -un problema que viene de lejos pero que la situación económica ha agravado- es vital para paliar la crisis que sufre el sector.

La asociación granadina exige a las administraciones que combatan la economía sumergida y la competencia desleal "que tanto daño están haciendo a nuestros negocios" y advirtió de "la grave persecución empresarial ejercida sobre los talleres y concesionarios de vehículos legalmente establecidos, lo que favorece a los que ejercen su actividad sin control alguno, evadiendo todo tipo de responsabilidad, y todo ello a pesar de nuestras reiteradas denuncias".

La patronal de la automoción, que ha elaborado un listado de medidas de apoyo al sector, también pide generar certidumbre económica y credibilidad sobre las políticas desarrolladas por las administraciones gobernantes, "con el fin de propiciar un clima de seguridad y confianza que favorezca la actividad comercial de nuestros concesionarios, gravísimamente deteriorada".

El listado de medidas incluye, además, otras peticiones como la necesidad de facilitar el acceso al crédito a las empresas del sector "sin que ello suponga tener que aceptar las condiciones abusivas que hoy imponen las entidades bancarias, no solo en materia de garantías, sino también en los altísimos tipos de interés que nos obligan a pagar"; el pago por las distintas instituciones públicas de las deudas existentes con todos los empresarios; la unificación de criterios en la aplicación de la extensa normativa que afecta a los talleres de automoción, así como la simplificación y agilización de los procedimientos administrativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios