El fin del servicio de procuradores asfixia a los letrados municipales

  • IU denuncia que cada abogado lleva más de 800 casos

  • La carga de trabajo dificulta la "defensa de los intereses de la ciudad"

El grupo municipal de Izquierda Unida denunció ayer que desde noviembre del año pasado (2016) la asesoría jurídica del Ayuntamiento de Granada está sin servicio de procuradores. Esto se debe, según detalló el portavoz de IU, Francisco Puentedura, a que en esas fechas acabó el contrato público del servicio que no ha sido renovado por el nuevo equipo de gobierno.

Se trataba de un contrato público, que se adjudicó en un procedimiento abierto, y que estuvo funcionando los años anteriores con un coste de unos 18.000 euros al año. Un gasto, a juicio del edil, "menor pero muy importante" para garantizar el buen funcionamiento de la asesoría jurídica municipal. "La argumentación dada por el equipo de gobierno es que a través de la plataforma LEXNET (que es la que usan los abogados para servicios jurídicos) se pueden tramitar muchos procedimientos judiciales sin necesidad de hacerlo mediante un procurador. Sin embargo hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento como administración adopta al día miles de resoluciones y procedimientos administrativos y hay numerosos casos donde estos procedimientos acaban en pleitos contenciosos o civiles, con lo cual la asesoría jurídica tiene una gran carga de trabajo.

A esta situación se le añade, según criticó el portavoz, que ahora mismo sólo hay tres letrados en activo, mientras que el Ayuntamiento tiene hoy por hoy más de 2.500 procedimientos judiciales vivos, que aún no están cerrados o pendientes de juicios y sentencias. Ello supone que como media cada letrado lleva alrededor de unos 800 casos judiciales, y se enfrentan a varios juicios a diario. Cada caso requiere de procedimientos procesales, demandas, autos, peticiones, informes, plazos, etcétera en los cuales cada letrado debe estar pendiente para poder atender y defender jurídicamente los intereses del Ayuntamiento y la ciudades. Es casi imposible, con esta carga de trabajo, que cada letrado del Ayuntamiento pueda estar pendiente al día de los procedimientos que cada causa judicial requiere, para evitar que se pase un plazo, o que cualquier documentación importante para un proceso judicial llegue en tiempo y forma!, denunció el edil. Por eso a su juicio es esencial la contratación del servicio de procurador que facilita mucho esta tarea. "Hay pleitos que afectan al Ayuntamiento por reclamaciones millonarias, con lo que un error en un procedimiento o un plazo que se pase puede conllevar consecuencias irreparables y daño muy importante al interés público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios