Los sindicatos denuncian la pérdida de casi 1.000 enfermeros desde 2012

  • Satse apunta a los gestores del Servicio Andaluz de Salud como únicos responsables de la "sangría" que se está produciendo

El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía ha denunciado un nuevo incremento en la pérdida de puestos de trabajo en el Sistema Sanitario Público Andaluz desde 2012, en los que se ha reducido la plantilla en 5.556 efectivos. En el caso de la provincia de Granada se trata de 987 profesionales menos. Una reducción que hasta enero de este mismo año se ha traducido en un 5,8% menos, según los datos del Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas.

Con este panorama, Granada ha sido la segunda provincia de toda Andalucía donde más ha afectado este fenómeno. Sevilla es la que lidera el ránking negativo con 1.270 profesionales sanitarios menos. Ya por detrás de la granadina, la provincia de Málaga ha visto como se han quedado en el camino hasta 768 puestos de trabajo seguida de Córdoba (768), Cádiz (705) y Jaén (583). Donde menos se ha notado la salida de personal ha sido en Huelva y Almería, con una merma de 345 y 160 profesionales, respectivamente.

Por otro lado, el sindicato ha realizado una comparativa de dichos datos con respecto a otras comunidades autónomas. En la misma se aprecia que Andalucía se encuentra entre aquellas que más recortes ha aplicado entre el personal de los servicios de salud, situándose en segundo lugar, y teniendo únicamente a la cabeza a la Comunidad Valenciana.

Ante estos datos tan "nefastos", el Sindicato de Enfermería ratifica una vez más que el Gobierno andaluz continúa sin establecer medidas efectivas y reales que ayuden a la recuperación y adecuación de las plantillas, sino que por el contrario, se sigue en la línea de pérdida de empleo en el sector sanitario, tal y como desvelan los datos.

Una situación "crítica" a la que no contribuye el reciente pacto firmado por los sindicatos de clase CSIF, CCOO y UGT con la Junta de Andalucía, ya que para Satse, dicho acuerdo lo único que pretende es demorar aún más en el tiempo la devolución de los derechos de los profesionales sanitarios, como es la recuperación de la jornada laboral de 35 horas semanales, medida que contribuiría a realizar más contrataciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios