Los sindicatos denunciarán la muerte del feriante ante Trabajo

  • El cuadro de luz que estaba manipulando el fallecido tenía electricidad y no había vigilancia por parte de la autoridad competente, en este caso, el Ayuntamiento

CCOO y UGT denunciarán ante la Inspección de Trabajo la muerte el pasado lunes del dueño de una atracción de feria -al parecer, una caseta de tiro- al caer de un poste eléctrico en Granada, por el que secundaron ayer una concentración en la que han pedido más formación en prevención de riesgos laborales para autónomos, como era el caso de la víctima.

Durante la concentración, en la que se han guardado cinco minutos de silencio por esta muerte, ocurrida en el recinto ferial de Almanjáyar, los sindicatos calificaron el siniestro un accidente laboral pese a ser la víctima un trabajador autónomo.

Por tanto, se trataría del quinto trabajador fallecido en lo que va de año en la provincia de Granada por accidente laboral, según el secretario provincial de la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT, Francisco Ruiz Ruano, que anunció que denunciarán este último siniestro ante la Inspección de Trabajo y la Delegación de Empleo.

A falta del resultado de la autopsia, que determinará si la caída se debió a un paro cardiaco o a una descarga eléctrica, los sindicatos mantienen que la corriente eléctrica no estaba cortada "ni se habían tomado las precauciones necesarias para la manipulación de un cuadro eléctrico", indicó Ruiz Ruano.

Por ello, reivindicó más formación en prevención de riesgos laborales de trabajadores, autónomos y empresarios, y a las administraciones públicas la vigilancia necesaria para que este tipo de sucesos no se repitan.

"En este caso concreto, cualquier persona podría haber accedido al cuadro eléctrico, que está dentro de una instalación municipal", indicó el sindicalista.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Granada, Ricardo Flores, señaló que los técnicos desplazados al lugar del siniestro confirmaron que una descarga eléctrica pudo ser la causa que motivó la caída de la víctima desde un poste eléctrico situado a más de tres metros de altura.

Aunque los servicios sanitarios que trataron de reanimar al fallecido explicaron que había sufrido un infarto, aún no se ha confirmado si fue producto de la descarga eléctrica.

La víctima era el dueño de una atracción del ferial empleado como trabajador autónomo y que, "como la mayoría, estaba desprotegido ante la prevención de riesgos laborales".

El dirigente sindical ha advertido de la desinformación sobre los accidentes laborales que hay entre este colectivo, que "tampoco cuentan con una vigilancia de la salud específica de su puesto de trabajo", lo que hace, ha dicho, que estén desprotegidos.

Flores hizo un llamamiento a los organismos oficiales encargados de la política de prevención para que promuevan campañas de concienciación y de acceso a formación y vigilancia de la salud entre el colectivo de autónomos.

El accidente mortal, cuyas causas concretas todavía se investigan, se registró sobre las 13:00 horas del lunes en el recinto ferial, donde se estaban llevando a cabo las tareas de desmontaje de los columpios. Según las informaciones recabadas por los bomberos, el hombre, de 43 años e identificado como F.P.P., se subió a un poste de luz para manipular el cuadro eléctrico cuando sintió que le fallaban las fuerzas. El hombre se encontraba intentando enganchar el suministro eléctrico a una autocaravana, por lo que también se baraja la hipótesis de la descarga eléctrica.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos del Parque de Bomberos Norte que trataron de reanimar al herido practicándole un masaje cardiaco durante unos 30 minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios