Los sindicatos piden una normativa para las casas cueva que evite los derrumbes

  • Al tratarse de un "socavón en el monte" las competencias de prevención laboral se rigen por la legislación minera

UGT y CCOO, que denunciarán en la Fiscalía y la Inspección de Trabajo la muerte en Guadix de un obrero al derrumbarse el techo de una casa cueva por falta de medidas preventivas, han exigido una normativa específica para este tipo de viviendas que evite más muertes por derrumbamientos.

La petición la realizaron durante la concentración celebrada ayer, con cinco minutos de silencio, en memoria de la víctima, un hombre de 33 años que murió cuando rehabilitaba la casa cueva junto a otros dos compañeros, de los que uno, de 21 años, resultó ileso y el otro, de 34 años, permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Traumatología en estado muy grave.

Según el secretario provincial de la Construcción de UGT, Francisco Ruiz Ruano, los técnicos del sindicato desplazados al lugar del accidente han constatado que no existía "ningún tipo de medida preventiva dirigida al trabajo en una cavidad". El agrietamiento del terreno debido a factores como la temperatura y la humedad puede estar entre las causas del siniestro, según Ruiz Ruano, que aseguró que la zona donde se encontraba la casa cueva estaba desde hace un año señalizada con riesgo de derrumbe, motivo por el que, entiende, nadie debería haber trabajado allí.

Así, hizo un llamamiento a las administraciones públicas para que se regularice el "vacío legal" que existe en torno a los accidentes laborales relacionados con las casas cueva por el hecho de que mientras unos municipios las consideran viviendas, otros no.

Al tratarse de un "socavón" en el monte, las competencias en materia de seguridad y prevención de riesgos laborales se regirían por la normativa minera, según el sindicalista. Por su parte, el secretario provincial de Fecoma-CCOO, Francisco Quirós, aseguró que el accidente podría haberse evitado si se hubieran adoptado las medidas de prevención necesarias como la realización de un estudio previo del terreno, que era arcilloso, y el apuntalamiento de la zona donde se desarrollaban los trabajos.

Se trata de la tercera víctima mortal en accidente laboral en el ámbito de la construcción en lo que va de año en Granada, y del número 13 en el conjunto de los sectores laborales de la provincia.

Por su parte, el alcalde de Guadix, Santiago Pérez López, y el concejal de Seguridad, José Antonio González comparecieron ayer para asegurar que el derrumbe de la cueva se trata de un accidente laboral en el que, lamentablemente, falleció un vecino de Graena. Desde el Consistorio aseguran que el suceso no tiene nada que ver con el temporal y que la casa no es una de las 591 cuevas afectadas por el pasado temporal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios