Los socialistas de la capital rechazan "por activa y por pasiva" la investidura de Rajoy

  • El PSOE granadino aboga por reconstruir la credibilidad del proyecto desde la oposición tras valorar los resultados del 26-J

En plenas negociaciones para alcanzar un acuerdo de investidura con la figura de Mariano Rajoy (PP) como centro de las conversaciones, la agrupación del PSOE de la capital se reunió ayer para unificar la posición en relación al papel que la formación socialista juegue a nivel nacional. La postura es clara: "ni por activa ni por pasiva" hay que facilitar un Gobierno presidido por el candidato popular. El secretario general del PSOE de la capital, José María Rueda, hizo ayer públicas las conclusiones de la Asamblea de militantes de la ciudad celebrada en la tarde del pasado miércoles, convocada también para valorar los resultados de las elecciones generales del 26-J.

La primera conclusión fue la gran influencia que ha tenido en dichos guarismos el contexto político en el que se ha desarrollado la campaña. "El clima de polarización virtual entre PP y Podemos, ha dificultado la traslación del mensaje y el programa socialista a la ciudadanía", señaló ayer Rueda.

Los socialistas de la capital valoraron el hecho de que en el ánimo del electorado haya pesado más lo acontecido en los últimos seis meses que la gestión del PP de los últimos cuatro años. "Parece que han pesado más factores emocionales y artificialmente creados, que la realidad existente en nuestro país. Desde luego no estamos satisfechos porque nuestro objetivo era ganar las elecciones, pero desde la oposición estamos dispuestos a trabajar para mejorar resultados y ganar en credibilidad hacia la ciudadanía".

En otro orden, anteayer se cumplió el segundo mes desde que el socialista Paco Cuenca llegó a la Alcaldía de Granada tras el apoyo puntual de investidura ofrecido por Ciudadanos, Vamos Granada e Izquierda Unida como consecuencia de la operación Nazarí en la que fue detenido el anterior regidor, el popular José Torres Hurtado. Hecho que le costó la dimisión en dicho cargo.

Para el secretario general de los socialistas granadinos, resulta llamativo el hecho de que el PP haya hecho ya una valoración de los dos primeros meses de gobierno municipal del PSOE.

"Las prisas por valorar los primeros pasos del nuevo Gobierno municipal sólo demuestran las dificultades que el PP granadino va a tener para asumir su pase a la oposición, lo que vino motivado por la sombra de la corrupción existente en su gestión de los últimos 13 años", indicó el dirigente socialista.

Por eso, Rueda incidió en que "más vale que se acostumbren a su situación de oposición y permitan que el nuevo Gobierno dé los pasos oportunos para recuperar la confianza en la institución municipal y avanzar en transparencia y participación desde el Ayuntamiento de Granada", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios