La fiscal superior no ve ninguna razón de "interés general" para despiezar el TSJA

  • Ana Tárrago advierte que los medios necesarios para atender el alto tribunal están en Granada

La fiscal superior andaluza tuvo ayer un encuentro con los medios informativos. La fiscal superior andaluza tuvo ayer un encuentro con los medios informativos.

La fiscal superior andaluza tuvo ayer un encuentro con los medios informativos. / maría de la cruz

La fiscal superior de Andalucía, Ana Tárrago, lanzó ayer una advertencia a aquellos que defienden el desplazamiento a Málaga y Sevilla de las nuevas secciones de apelación penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). La Fiscalía no tendrá medios suficientes para atenderlas.

En su primer encuentro con los medios de comunicación, la nueva titular del cargo refrendó su postura a favor de la concentración del TSJA en Granada. Llegó a decir que no ve razones de "interés general" que aconsejen esta medida aprobada recientemente por los jueces de la sala de gobierno del alto tribunal andaluz. El único motivo que a su juicio puede haber para adoptar esta medida es que la decisión "atienda a otros intereses".

Tárrago explicó que, como fiscal superior de Granada, Málaga y Sevilla, entiende "razonable" que las plazas que se creen se mantengan en el TSJA, con sede en Granada, que es donde se encuentran los recursos humanos y materiales necesarios.

En Málaga y Sevilla sólo hay un fiscal en cada provincia perteneciente a la plantilla dedicada a los asuntos del TSJA. El resto de representantes del Ministerio Público con los que cuenta la Fiscalía Superior están en Granada, por lo que esa dotación actual "sería insuficiente", en palabras de la reciente responsable.

Tárrago, que ha ocupado durante los últimos años la plaza de fiscal jefe en Granada, recordó que mientras se acordó que el poder ejecutivo lo ostentara Sevilla, en Granada quedó fijada la capitalidad judicial, como se establece en el Estatuto Andaluz de Autonomía.

"Oigo razones que atienden a otro tipo de intereses o razonamientos que no me convencen", declaró ayer la fiscal andaluza, que se preguntaba por qué se plantea el desplazamiento de secciones del TSJA cuando, por ejemplo, nadie sugiere hacer lo mismo con las salas del Tribunal Supremo.

Ana Tárrago, que es miembro del Consejo Fiscal que preside el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se mostró ayer abierta a tratar otros asuntos de la actualidad que han puesto a la Fiscalía en el punto de mira. "No hemos recibido presión e indicación de las personas a las que hay que apoyar, se han hecho los nombramientos por mérito y capacidad", expuso la fiscal andaluza en clara referencia al fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix.

A su juicio, la Fiscalía cuenta con los "mecanismos suficientes" para que cualquier "injerencia o problema" se pueda resolver. Preguntada por la posible pérdida de confianza ciudadana tras las últimas noticias relacionadas con presuntas injerencias, Tárrago opinó que "la gente sabe cómo trabajan los fiscales" y que no tiene por qué existir tal "quiebra", a pesar de que haya quien pueda tener "interés en hacer daño" a la institución.

Hizo un llamamiento a la "lealtad institucional" y por empezar a respetarse "desde dentro", entre los propios fiscales, pues a su juicio hay "mecanismos suficientes en nuestro estatuto para que cualquier injerencia o problema que haya de tipo jurídico se resuelva". A su juicio, las discrepancias son consustanciales a cualquier institución, pero se resuelven siempre dentro de la ley y con "total normalidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios