El teleférico a Sierra Nevada es muy antiguo

  • El recorrido desde Granada a los Peñones de San Francisco se hará en hora y media

  • Será el más importante de España y el más bello de Europa

  • Pasará por 6 túneles y se instalará en dos años

Así lo aireaba la prensa local en 1948. Granada ha padecido desde siempre el problema de las comunicaciones. Y al día de hoy no está resuelto. Es verdad que las características geohistóricas no ayudaban. No se llevaban los túneles ni los viaductos. El ferrocarril llegó tarde y pensando solo en la minería de capital extranjero. El Granada-Bobadilla se terminó en 1874. Para colmo, la política centralista de los Borbones tampoco nos favoreció. Y abrir carreteras nuevas era difícil; podían deteriorarse las fincas de los terratenientes o venirse abajo las laderas. Aunque tarde, algo llegó, pero aún hoy falta lo más principal y ahí están las mareas que vienen y van.

Tuvimos la suerte de que el Duque de San Pedro de Galatino con el ingeniero Santa Cruz trazaran la carretera más alta de Europa, pero ya lo de instalar un teleférico hasta Sierra Nevada era una blasfemia cercana a la excomunión. Yo, que soy lego en la materia, entiendo poco de impactos ambientales y la única Geografía Física que medio recuerdo es la que me enseñó Bosque Maurell hace años, sin embargo he oído decir que existen teleféricos en las montañas de Suiza, cerca de Lucerna, en los Estados Unidos, en Colombia, el del Teide en Tenerife, el de Mérida en Venezuela que sube hasta 4700 metros; los hay urbanos en Madrid y en Barcelona; los hay a docenas por todo el mundo.

Sin embargo en Granada el tema del teleférico a Sierra Nevada surge cada década. Y siguen las dudas recordando la letra de La Parrala: "unos decían que sí, otros decían que no". En 2010 se hablaba del teleférico de 19 kilómetros desde el Estadio de los Cármenes a Pradollano, con estaciones en Huétor, Monachil, El Purche y el Cerro del Zorro. Hace 7 años se retomó la idea de un teleférico a la Sierra desde Lanjarón que pondría en contacto las estaciones de esquí con la Costa Tropical. Y hace unos meses: "Los promotores del teleférico a Sierra Nevada quieren retomar el proyecto, después de que el Tribunal Supremo anuló el rechazo de la Junta de Andalucía" (El País, 28, 12, 2016). La negativa de la Junta de Andalucía para que no se construya el teleférico estará justificada; no lo sé. Los ecologistas tendrán sus razones, aunque ecologistas también los hay en Suiza. Lo que sí sé es que el tema viene de antiguo y tarde o temprano, más bien tarde como todo en Granada, se construirá. Espero que respetando leyes. Aseguran que se crearán 1.000 puestos de trabajo y un impacto económico de 1.700 millones de euros, la mayor inversión estratégica de Granada. Tendría poca gracia que los granadinos tuvieran que emigrar a fregar las cabinas de los teleféricos suizos. Y que encima alguno de esos emigrantes fuera ecologista de esos que protestan en Granada y barren suelos en Suiza.

Ya en el año 1948 la prensa local daba la noticia a bombo y platillo basada en la nota del Consejo de Ministros en la que se aprobaban las bases para el concurso de proyectos de la construcción e instalación de teleféricos: El recorrido del teleférico desde Granada a los Peñones de San Francisco se hará en hora y media, con apeadero cerca del Albergue Universitario y de las pistas de la Hoya de la Mora. Será el más importante de España y el más bello de Europa. Pasará por 6 túneles y estará instalado en dos años. Partirá del Barranco de San Juan, subirá a 2.200 metros (el de Monte Pilatus sube a 2.150), salvará un desnivel de 1.100 metros y tendrá capacidad para 40 personas. A partir de ahí los esquiadores utilizarán un telesquí. Esto decía a la prensa el Gobernador Civil señor Fontana. Eso fue en 1948 y ya ha nevado. Pero, "Dejemos a los romanos… no curemos de saber lo de aquel siglo pasado… / Qué se fizo aquel trovar?... /Qué le fueron sino lloros?... (Coplas de Jorge Manrique a la muerte de su padre).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios