"Los terroristas utilizan la violencia para alcanzar una realidad utópica"

  • La catedrática rusa organiza por segundo año consecutivo un curso que profundiza en el fenómeno de las bandas armadas y su tratamiento desde la perspectiva de la literatura y los medios de comunicación

Catorce años lleva impartiendo clases en la Universidad de Granada. Pero su acento, y sobretodo su físico del Norte, la delatan. Desde Rusia llegó en 2000 a la Facultad de Filosofía y Letras para impartir unas charlas sobre literatura de su país. La ciudad y su Universidad, a la que califica como una de las mejores de España, la atraparon. Natalia Arséntieva lleva aquí desde entonces con un contrato de profesora visitante en el departamento de filosofía griega y eslava.

El año pasado lanzó, dentro del proyecto de investigación en el que colabora desde hace cinco años -Tradición y supervivencia de la cultura clásica-, el curso Terrorismo y Utopía. Fue el primer simposio hispano-ruso internacional que trataba este fenómeno y en el que se proponía un enfoque completamente nuevo. "Tratamos el terrorismo a través de su concepto histórico genético: cuáles son las raíces e inicios de las bandas terroristas actuales, sus conclusiones y planteamientos para alcanzar una realidad utópica".

Este año se aborda el tema en una segunda fase, desde su perspectiva literaria. El curso Narrativas, terrorismo y reflexión social tiene como hilo conductor "un discurso sobre la destrucción de la identidad del activista", y en esta edición cuenta con profesores de Historia moderna, filología eslava o ciencias políticas, de la propia UGR y de otras universidades españolas.

Ayer, 11-S, cuando se cumplían once años del atentado de las Torres Gemelas, la jornada se dedicó a las formaciones europeas del IRA y ETA. En este sentido, la directora tiene su propia opinión sobre cuál es la dirección que ha tomado la banda terrorista ETA. "A pesar de la declaración del cese de la violencia no van a abandonar su intención de seguir luchando, aunque sea mediante la lucha pacífica". Natalia Arséntieva subraya que "para hacer realidad su aspiración de la soberanía independiente ahora han pasado a una segunda fase". Sin embargo, continúa, "como anteriormente han declarado enemigo a todo el territorio español, no van a cejar en su planteamiento y seguirán imponiendo su voluntad presionando al Gobierno español.

La catedrática añade que "nuestro curso pretende también no olvidar a las víctimas españolas de esta barbarie". Como ha señalado el escritor Manuel Fajardo González en una de sus novelas "su obra es tan terrible que cae en olvido".

Pero todo tiene un origen. Y en este caso el protagonista es el escritor ruso Dostoievski. "En la Historia de la literatura universal, él fue el primero que reflejó el funcionamiento e ideología de una célula revolucionaria terrorista, ya que estuvo en contacto con un grupo anarquista que pretendía derrumbar el régimen político a través de atentados a miembros del Estado". Así, prosigue "con este modus operandi pasaron a otra fase de agitación masiva". Su novela Los Demonios profundiza en la psicología de los líderes y en los miembros de una formación armada.

A Dostoievski han sucedido otros escritores rusos que continuaron en la misma línea, "cómo tratar a una banda armada a partir de su propia experiencia". Posteriormente, en cada literatura nacional hay un primer autor que prepara el terreno a futuras obras sobre este tipo de violencia organizada. "Ejemplo de ello son los panfletos antiterroristas en los que aparece un personaje que a través de sus pensamientos y sentimientos descubre cómo es la dinámica de estos grupos".

Natalia Arséntieva explica que "cada organización tiene un líder espiritual que le orienta, instruye e inicia en la metodología del terror para hacerle miembro del grupo, así como identificarle con lo que significa morir por la causa". Esto es lo que el escritor americano Noam Chomsky considera la "quinta libertad: el fin justifica los medios". La directora concluye alegando que "esa destrucción de la propia identidad conlleva a la pérdida de lo humano y el comienzo de la barbarie".

El curso tiene previsto continuar el año que viene bajo el título El lenguaje del terrorismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios