La bebé que fue tirada a un vertedero murió a manos de su abuelo materno

  • La llamada de una vecina ha permitido localizar a la madre, una joven que pedía limosna en un centro comercial del Área Metropolitana

La bebé fue encontrada el 16 de enero durante una de las últimas fases del reciclaje en la planta de basuras de Alhendín. La bebé fue encontrada el 16 de enero durante una de las últimas fases del reciclaje en la planta de basuras de Alhendín.

La bebé fue encontrada el 16 de enero durante una de las últimas fases del reciclaje en la planta de basuras de Alhendín. / Efe

Cuando salía de casa, veía a una embarazada que pedía limosna en un centro comercial del Área Metropolitana. Llamaba la atención porque era una chica joven que esperaba su segundo hijo ya que siempre iba acompañada de otro bebé de apenas un año. En enero lo vio en las noticias: una bebé había aparecido sin vida en la planta de reciclaje de Alhendín. Días después, la joven seguía mendigando junto con su hijo. Ya no estaba embarazada pero tampoco había rastro del recién nacido. Ante ello, esta vecina puso su sospecha en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y gracias a su testimonio se ha esclarecido una de las investigaciones policiales más enigmáticas y complejas que había abiertas en la provincia. La madre, el padre y el abuelo de la pequeña cuyo cadáver apareció entre la basura han sido localizados y detenidos.

El pasado 16 de enero, los trabajadores de la planta de Alhendín, cuando la basura ya se encontraba en una de las fases de reciclaje más avanzadas encontraron lo que parecía el cuerpo de un bebé.

La joven llevó todo el embarzo al margen de la asistencia sanitaria y dio a luz en casa de su padreEstá previsto que los dos detenidos vuelvan a comparecer hoy ante el juez que lleva el caso

Apenas tenía unos días, tenía el cordón umbilical cortado y había nacido sana y en su tiempo. Así lo determinaron las conclusiones preliminares de la autopsia, mientras se iniciaba una investigación en la que se buscó en los registros de todos los hospitales y centros de salud de la provincia para intentar localizar a la madre.

Sin embargo, en el material genético facilitado desde los centros sanitarios no existían coincidencias con el ADN del bebé, por lo que no había nada que pudieran arrojar algo de luz a este suceso. Tal fue así que la instrucción judicial del caso quedó sobreseída a expensas de nuevas pruebas, que dos meses después han llegado.

Tras recibir hace un mes la llamada de una ciudadana alertando sobre esa joven que pedía limosna en un centro comercial granadino, los agentes encargados de la investigación consiguieron localizarla. Al cotejar su ADN con el de la recién nacida encontrada, se reveló que efectivamente, ella era la madre por lo que el martes se procedió a su detención.

Se trata de una joven de 23 años de edad que llevó su embarazo al margen de la asistencia sanitaria y dio a luz en casa de su padre, un vecino de 56 años de un pueblo del Valle de Lecrín con antecedentes policiales.

Tal y como se desprende de la investigación, "el abuelo ayudó a su hija en el parto en su domicilio y, al parecer, una vez que tuvo a la recién nacida en los brazos, la arrojó violentamente contra el suelo y la mató. Después metieron su cadáver en una bolsa de basura y la tiraron a un contenedor". Por este motivo, también ha sido detenido este hombre, al igual que el padre de la bebé hallada en el vertedero, un joven de 25 años, que pese a ser puesto en libertad, se le acusa de un delito de encubrimiento.

La mañana de ayer, tanto la madre como el abuelo de la víctima fueron puestos a disposición judicial, por lo que se les tomó declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Santa Fe, entidad que está a cargo de la investigación.

Tras la comparecencia, el órgano judicial decretó la prórroga de la detención tanto de la progenitora como del abuelo, quienes hoy volverán a ser trasladados al Juzgado para continuar con las diligencias pertinentes, tal y como indicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Dos meses y medio después de iniciarse esta investigación, se ha conseguido esclarecer este caso que pone de manifiesto la importancia que puede jugar la colaboración ciudadana ante un suceso de este tipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios