A toda máquina... pero a vapor

Seguimos sumando días, meses y años, una situación impensable hace tres años que se materializa y se hace realidad: Granada aislada territorialmente.

Hace tres años que nos prometieron una solución para la llegada de la Alta Velocidad a Granada y que en cuestión de meses estaríamos a la vanguardia en la comunicaciones ferroviarias incluidos los trenes de cercanías, de hecho, en 2007 Zapatero vendría a Granada en AVE. Once años después sigue la disputa para ver qué político de turno será el primero en inaugurar las nuevas vías, dicho de otra manera, quien será el primero en hacerse la foto.

De hecho, parece ser, que los diferentes gobiernos centrales quieren que nos acostumbremos a vivir aislados, porque todo empezó allá en 1985 cuando se suprime la línea Guadix Almendricos, a la que posteriormente y en el tiempo le sigue la línea a Linares y el tren nocturno a Barcelona, sin justificación económica para suprimirla, así como seguimos esperando la conexión ferroviaria del Puerto de Granada en Motril.

La desconexión no sólo es de personas, sino también de mercancías, lo que evita fidelizar al turista y generar riqueza en los distintos territorios, dificultando el progreso económico de nuestra provincia.

Está claro que no sólo de AVE vive el hombre y que el tiempo nos da la razón. Granada necesita conexión ferroviaria no por capricho sino por derecho.

Pero los distintos gobiernos del PSOE y del PP nos han condenado a un aislamiento injusto, y lo peor….. que no tiene pintas de solución en breve ya que los propios Presupuestos Generales del Estado para 2018 merman en un tercio las inversiones para nuestra provincia, no contemplan la doble variante por Loja ni el soterramiento a su entrada a Granada ni se activa la línea por Moreda, que además, no cuesta dinero, y tampoco se menciona la tradicional vía de conexión con el Levante como la Línea Guadix Almendricos, eterna reivindicación de IU.

Pero aún me sigo sorprendiendo con actitudes como la del alcalde de la ciudad, Paco Cuenca, que se presta a reunirse en Antequera con el Ministro de Fomento porque éste no puede llegar a Granada en tren, precisamente para hablar de la desconexión.

¿Por qué se nos miente con alevosía y premeditación? ¿Por qué se nos falta el respeto a los y las granadinas con falsas promesas? ¿Por qué no se cumple el Estatuto de Autonomía de Andalucía en la financiación con nuestra provincia?

Tengo la respuesta. Quizás porque para Mariano Rajoy ni Andalucía ni Granada somos prioritarios, ni tampoco para Ciudadanos. Y lo más triste y lamentable es que la Junta de Andalucía tampoco defiende nuestros intereses, sino que nos digan ¿Qué medidas ha adoptado Susana Díaz ante la discriminación territorial con Granada?

¿Cuántas movilizaciones necesita el PP para contemplar en los Presupuestos las conexiones ferroviarias con Granada? ¿Para cuándo la garantía de compatibilizar el ferrocarril con las mercancías y las cercanías?

Las respuestas deberán venir de un gobierno de cambio a nivel estatal y andaluz que sepa priorizar los intereses de la mayoría a los intereses de los bancos y banqueros, que para Izquierda Unida pasa por rescatar los servicios públicos y recuperar el transporte desde lo público garantizando su continuidad y su fin social con tarifas accesibles y subvencionadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios