Los trabajadores de Cetursa suspenden la huelga de mañana para negociar

  • La empresa y los representantes sindicales acercan posturas, aunque el calendario de movilizaciones se mantendrá hasta que no haya un acuerdo global

Los remontes de la estación de esquí de Sierra Nevada funcionarán con normalidad mañana sábado al haber anulado CCOO la jornada de huelga prevista para la jornada a cambio de abrir desde ayer la mesa de negociación. Pese a esta decisión, el sindicato mantiene el resto del calendario de paros fijado a expensas de llegar a un acuerdo global con Cetursa, la empresa pública andaluza que gestiona las instalaciones, sobre sus reivindicaciones laborales.

Esta decisión se produce después de acordar con Cetursa que durante esta temporada no se aplique la norma de conceder un día de descanso por cada festivo trabajado en lugar de las dos jornadas y media reconocidas en convenio, medida que "se negociará para el futuro", según indicó ayer a Efe el secretario provincial de Comunicación y Transporte del sindicato, Juan Pérez.

Además, hubo "un acercamiento" de posturas en lo relativo al mantenimiento de los trabajadores y el reconocimiento a su formación profesional, según explicó Pérez.

Cetursa había exigido la desconvocatoria de la huelga como condición para continuar la negociación. Los trabajadores decidieron en una asamblea anular sólo la jornada del sábado y mantener el resto del calendario de movilizaciones "hasta que no se llegue a un acuerdo global". En principio ese gesto ha sido aceptado por Cetursa y se reanudarán las negociaciones para tratar de superar el conflicto laboral que llevó a la estación, el pasado 20 de diciembre, a la primera huelga de su historia en el servicio de remontes. Ese día, a la huelga se sumó el viento y la estación permaneció cerrada. El sindicato CCOO resaltó el éxito de la convocatoria y cifró en un cien por cien el seguimiento, mientras que Cetursa lo rebajó al 62 por ciento de media.

Las reivindicaciones de los trabajadores de los remontes de Sierra Nevada, que según Pérez se remontan a ocho años atrás, se centran en el cese de la externalización de los trabajos, la estabilidad laboral, el reconocimiento de las categorías profesionales y de las titulaciones o cursos de formación, y la anulación de las actas firmadas con anterioridad al convenio colectivo en vigor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios