Los trabajadores de Rober le piden una reunión al alcalde

  • Los empleados prevén varias jornadas de paro en septiembre, octubre, noviembre y diciembre

El comité de la empresa de transportes Rober ha entregado en el Ayuntamiento una solicitud oficial de entrevista con el alcalde, al objeto de que intervenga en el conflicto desencadenado al segregar del Consistorio la explotación de las líneas nocturnas 111 y 121 y la del Fargue.

El presidente del comité de empresa de Rober S.A., Juan Francisco Muñoz (CCOO), informó a Europa Press de que el escrito que contiene dicha solicitud fue entregado el viernes pasado, señalando que las principales plataformas sindicales han hecho lo propio al objeto de que el alcalde "dé la cara" y consiga solucionar el conflicto.

Al respecto, recuerda el calendario de movilizaciones acordado por la plantilla para protestar contra dicha segregación de las líneas nocturnas y la del Fargue, prestadas desde hace unas semanas por Alhambra Bus en lugar de por Transportes Rober al objeto de reducir gastos en el servicio, tal y como ha reconocido el Consistorio.

Además de manifestaciones cada viernes, el calendario de movilizaciones aprobado por los trabajadores incluye varias jornadas de paro que se llevarán a cabo los días 24 de septiembre, 29 de octubre, 26 de noviembre y 24 de diciembre, cuando está prevista la celebración de los plenos ordinarios del Ayuntamiento.

Los trabajadores creen que la política impulsada por el Ayuntamiento para reducir costes en el transporte urbano es lesiva para su situación laboral y para la calidad del servicio, al considerar que los microbuses de Alhambra Bus tienen carencias en materia de seguridad, además de que "no están climatizados" y una parte de la flota "no cuenta con rampa para minusválidos".

A la manifestación de los trabajadores de la Rober del pasado viernes acudieron unas 100 personas, impidiendo la circulación de vehículos, tanto públicos como privados, por Gran Vía, por lo que la Policía Local desvió el tráfico durante las primeras horas de la mañana hacia la calle Arabial y Camino de Ronda. Esto hizo que estas vías estuvieran casi paralizadas durante la mañana siendo imposible atravesar la ciudad en menos de una hora. Unas consecuencias que afectan directamente a los ciudadanos, quienes aseguran estar cansados de que les perjudique los conflictos de la empresa con el Ayuntamiento granadino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios