El transbordo gratuito con el Metro condiciona el estreno del nuevo mapa de autobuses

  • Movilidad aplaza la implantación a la espera de la adaptación de las máquinas, que depende del Consorcio Metropolitano

Dos autobuses se cruzan en la calle Reyes Católicos. Dos autobuses se cruzan en la calle Reyes Católicos.

Dos autobuses se cruzan en la calle Reyes Católicos. / c. g.

El pasado mes de marzo la concejal de Movilidad, Raquel Ruz, presentó la esperada reordenación de líneas de autobús tras la llegada del Metro. La idea era que este nuevo mapa compuesto fundamentalmente por tres grandes redes: principal, norte y sur entrara en funcionamiento en el mes de abril. Sin embargo, según detalló ayer la concejal el área ha tenido que aplazar el cambio. La capital no dará este paso hasta que entre en funcionamiento el transbordo gratuito con el Metro para el que, por el momento, no hay una fecha exacta. "No es de mi competencia. Os aseguro que hemos exigido la mayor celeridad y esperamos que se lleve a cabo lo antes posible", aseguró ayer Ruz quien recordó que esta modificación técnica la tiene que ejecutar el Consorcio de Transporte Metropolitano.

Para la concejal, el transbordo gratuito es un paso imprescindible teniendo en cuenta que la reordenación del transporte supone la integración definitiva del Metro de la ciudad eliminando por tanto la duplicidad de líneas. Así, el nuevo mapa no se entiende sin esta gratuidad entre los autobuses y el Metro. En este sentido, el gerente del Consorcio de Transporte Metropolitano, Christian Muñoz, avanzó ayer que el procedimiento se ha adjudicado a una empresa que está llevando a cabo la adaptación técnica lo más rápido que puede. No obstante, reconoció que existe una complejidad técnica, principalmente, porque las máquinas del Metro no están adaptadas para esta prestación que, por el momento, solo se va a aplicar en la capital, tras la firma de un acuerdo pionero entre el Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía.

Lo que también queda pendiente en materia de movilidad es la convocatoria de un pleno extraordinario para tratar la reordenación de las líneas a propuesta de Cs. En un principio este pleno se celebrará la semana próxima después de que Ciudadanos impulsara una votación en el pleno que se saldó con resultado favorable y obligó al alcalde a comprometerse a celebrar este encuentro.

La edil de Movilidad, Raquel Ruz, consideró ayer que se trata de una cita poco útil pues el nuevo mapa de líneas parte de las propuestas del Observatorio de la Movilidad y está siendo debatido en las juntas de distrito. "Este debate es estéril, demagógico y populista. Lo que se hable no tendrá ninguna validez, sólo un valor político", dijo Ruz quien consideró que con este pleno se "tira el dinero". Además, según especificó, la aprobación del plan se realiza por junta de gobierno por lo que las propuestas que realicen la oposición no tendrán validez. "Lo único que procuran es retrasar el tema lo máximo posible porque creo que piensan que esta reordenación va a funcionar y en un momento electoral esto no les beneficia", dijo Ruz quien remarcó que la ciudadanía pide este cambio "a gritos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios