El traslado del cuerpo de Iván Liñán, pendiente de la autopsia

La repatriación del cadáver identificado a principios de febrero en California, en Estados Unidos, como el del joven de Maracena Iván Liñán, que estaba desaparecido en la zona de Humboldt desde finales de noviembre, está pendiente de un informe basado en la autopsia, que dictaminará la "causa oficial" de la muerte.

Así lo han indicado fuentes de la familia conforme a la información facilitada por la Embajada de España en Washington, que hace el seguimiento de los "trámites burocráticos" pendientes para que los restos del joven, que tenía 30 años y se había ido a trabajar a California, puedan ser trasladados a España, donde está pendiente de resolverse también una denuncia interpuesta por su desaparición ante la Policía Nacional.

Según lo que comunicó a familiares y allegados, la detective privada contratada por ellos para el seguimiento del caso en territorio estadounidense, el cuerpo no presentaba "signos de violencia" cuando fue descubierto, aunque debe ser el informe de la autopsia el que dictamine oficialmente si la muerte se debió o no a un accidente.

La Policía de Humboldt identificó el cadáver aparecido basándose principalmente en los restos de la ropa y una pulsera que llevaba cuando se le vio por última vez a finales de noviembre, y en un tatuaje en la pierna, pese al mal estado del cuerpo del granadino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios