Los turistas desbordan la ciudad en el 'macropuente'

Decir que en el Mirador de San Nicolás no cabía ayer, según a qué horas, ni un alfiler, es más literal que metafórico. Al igual que este apreciado enclave -donde había colas para hacer la mejor foto de la Alhambra-, los grandes centros de atracción turística de la capital han estrenado el 'macropuente' de la Constitución y la Inmaculada colgando el cartel de 'lleno técnico'. Puede que los hoteles no estén completos por este jueves traicionero que no deja a todo el mundo disfrutar del acueducto festivo o por el efecto de los apartamentos turísticos y su innegable tirón entre el público nacional e internacional, pero de lo que no cabe duda es de que plazas, calles, miradores y terrazas de Granada registraron ayer una elevadísima tasa de ocupación.

El tiempo acompaña, con cielos despejados y un frío que todavía se puede calmar con un buen abrigo y una terraza soleada; y la época, también. El Puente de la Constitución y de la Inmaculada, más o menos beneficioso para el sector en función de cómo se distribuyan los festivos durante la semana, siempre es bueno para Granada. La ciudad, que siempre ocupa los primeros puestos en los ranking que realizan las agencias de viaje sobre los destinos favoritos de los turistas españoles, se luce habitualmente durante los fines de semana y los puentes, así que no iba a ser menos en la última gran cita turística del año.

Las previsiones hoteleras realizadas por la Federación de Hostelería eran desiguales, sobre todo por la zona, pero presagiaban un buen puente sobre todo para la capital, con una ocupación media para los cinco días del puente del 75%. Es de esperar que las reservas de última hora hayan elevado esta cifra, que en muchos casos escalará hasta el 90% durante los tres últimos días del puente, este sí 'obligado' para casi todos los trabajadores.

De hecho, una simple visita a Booking, el portal de reservas hoteleras, es un buen recordatorio de lo bien que le va a los hoteles granadinos durante los puentes festivos. Los hoteles del centro de Granada ya están al 97% para las noches del viernes y el sábado, y en el conjunto de la provincia las reservas llenan ya el 89% de las plazas hoteleras.

Hace unos días, el presidente de la Federación de Hostelería, Trinitario Betoret, explicó que las cifras este año se situarían en niveles similares a los del ejercicio pasado, que ya fue bastante bueno. Que las cifras se superen dependerá fundamentalmente del tiempo, que puede animar o congelar las reservas de última hora.

De momento, la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología es bastante positiva para Granada. Aunque en principio parecía que el final del puente sería lluvioso y que el mal tiempo llegaría a partir de mañana, las nubes se han ido desplazando y no harán aparición hasta el sábado. Con todo, la previsión de lluvia no supera el 30% para la penúltima jornada del puente, mientras que el domingo las posibilidades se elevan hasta el 65%. Será a partir del lunes cuando la amenaza de precipitaciones alcanza el cien por cien, aunque para entonces los viajeros que han disfrutado de Granada y de sus luces navideñas ya estarán en casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios