Los turistas extranjeros alargan su estancia y sostienen al sector hotelero

  • Los residentes en el extranjero superaron el pasado mes de enero las 139.000 pernoctaciones, un notable incremento del 4,16%

Baja el número de turistas extranjeros que visitan Granada, pero aumentan de forma considerable sus pernoctaciones. Llegaron 4.200 viajeros menos y facturaron 5.500 noches de hotel más que en enero de 2017, lo que de confirmarse como tendencia haría que el sector turístico soñase despierto con una ciudad menos masificada y un perfil de visitante que se queda más días en la ciudad y que se aleja del perfil del turista de bocadillo y con un incremento del gasto medio. Este aumento del 4,7% en las pernoctaciones de los residentes fuera de España refuerza el vigor turístico de la provincia de Granada después de que 2017 cerrara con un récord histórico de más de 5,8 millones de noches facturadas, con lo que 2018 comienza con buen pie para ser dentro de once meses el sexto año consecutivo de récords de pernoctaciones.

La Alhambra y Sierra Nevada vuelven a ser el gran reclamo, toda vez que la ciudad se convierte en el primer mes del año en un erial cultural a excepción de la vigorosa escena musical granadina. El mes pasado visitaron la ciudad un total de 201.006 personas, un 0,13% más que el mismo mes del año pasado, con lo que los datos de enero del Instituto Oficial de Estadística confirman además el cambio de tendencia respecto al turismo nacional, que tras unos meses de caída se despereza y sube un 3,6% respecto a los datos registrados en enero de 2017, subiendo además sus pernoctaciones un 0,26%, una tendencia contraria a la del turismo extranjero ya que el número de visitantes no crece al ritmo de las noches facturadas. Con todo, el visitante español sigue siendo el pulmón del sector turístico con más de 128.000 visitantes por los 72.965 extranjeros, lo que supone una diferencia de más de 55.000 personas.

Estos datos siguen la senda que marcó 2017, con un crecimiento del negocio hotelero asentado caso en exclusiva por los viajeros internacionales, que supusieron un total de 2.674.339 noches hoteleras con un crecimiento del 3,9%, mientras que el nacional bajó un 0,6%.

Con todo, el mercado nacional sigue teniendo el lastre de la desconexión ferroviaria que cumplirá oficialmente tres años el próximo 7 de abril, sin que de momento se haya dado una fecha concreta para que los trenes procedentes de Madrid vuelvan a entrar en la estación de Andaluces. Este lastre para el turismo de congresos se minimiza con la nueva pujanza del aeropuerto Federico García Lorca. Las rutas que EasyJet puso en marcha el año pasado han registrado ocupaciones del 97% en el caso de Londres, del 93% en el caso de Milán y del 87% en el caso de Manchester.

El destino Granada, que tradicionalmente no sufre la estacionalidad de los enclaves de costa, tiene en el periodo que va de noviembre a febrero los datos históricos de menos afluencia, lo que ha llevado al sector hostelero a reclamar a las instituciones un mayor impulso en cuanto a la organización de eventos. Otro punto de fricción son los apartamentos turísticos y, esta misma semana, los empresarios de hostelería anunciaron que pedirán a la Junta que derogue el decreto que regula las viviendas con fines turísticos y que haya además una normativa homogénea en España. También advirtieron de que, al menos en el caso de Granada, empieza a haber "señales de turismofobia" en algunos edificios del centro. La explosión de los pisos turísticos podría explicar también el estancamiento de las noche de hotel de los turistas nacionales ya que se escapan al control estadístico.

En general, enero aprueba a la espera de los datos de febrero y la influencia del parón que tuvo en Siera Nevada la huelga de remontes del pasado sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios