Los universitarios se quejan al Defensor del adelanto del cierre de los comedores

  • La Universidad de Granada clausura una semana antes de lo habitual uno de sus principales servicios al cumplirse las 1.407 horas pactadas en el convenio laboral para el Personal de Administración y Servicios

Indignados. Así se encontraban ayer cientos de estudiantes que se acercaron como cada día hasta uno de los comedores universitarios que hay en Granada para almorzar y se encontraron que estaban ya cerrados por vacaciones.

Aunque hasta el 12 de julio no concluye la convocatoria de exámenes parciales y finales, los casi 60.000 universitarios de la UGR se han quedado sin uno de los servicios más demandados de la institución. La razón la explicaba ayer a este diario el máximo responsable de los comedores universitarios, Francisco Moya: "Este curso hemos empezado cuatro días antes a suministrar comidas y debemos, por tanto, acabar cuatro días antes".

Al parecer, los sindicatos de la Universidad de Granada consiguieron el pasado curso cerrar un convenio laboral colectivo para el Personal de Administración y Servicios (PAS) de 1.407 horas anuales de trabajo y éstas "se cumplieron el pasado viernes 18 de junio", según explicó Moya.

El responsable de los comedores universitarios recordó que todos los años se cierra el servicio durante la festividad del Corpus, pero este año se ha concluido definitivamente el suministro de comidas por el adelanto de la actividad laboral de su personal. "Para el próximo curso, en cambio, como no empezaremos hasta el 30 de septiembre no tendremos que cerrar hasta el 30 de junio", añadió Moya.

La indignación de los estudiantes era tal, que a través de las redes sociales se extendió un movimiento de protesta espontáneo para presentar quejas al Defensor Universitario, Enrique Hita. "Dado que el calendario oficial de la Universidad para este curso establece el periodo de exámenes hasta el 12 de julio, hasta esa fecha debería mantenerse el servicio, ya que hay alumnos, profesores y PAS trabajando", cita la demanda.

Así, el movimiento estudiantil apostaba al cierre de esta edición por inundar el correo del Defensor Universitario, defensor@ugr.es, con e-mails de protestas. Pero todo aquel que lo desee puede acercarse también a la oficina del mismo ubicada en el Hospital Real, y rellenar el impreso personalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios