La urbanización del Albaicín copa la mayor parte de las alegaciones al PGOU

  • Vecinos, asociaciones y colectivos ultiman los más de 500 puntos de desacuerdo con el documento urbanístico; el plazo para mostrar su disconformidad con el planeamiento termina el 18 de abril

A falta de una semana para que concluya el plazo de alegaciones a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Granada, vecinos, asociaciones y colectivos tienen ya en su mano más de 500 matices que añadir al documento urbanístico al estar en contra de las actuaciones que el texto contempla. El Albaicín es el barrio que concentra más quejas. Sólo a través de la asociación de vecinos ya se han contabilizado más de cien alegaciones que se refieren tanto a fallos en la cartografía (la casa Agreda no está catalogada pese a su valor y en el Huerto del Carlos aparece un aparcamiento en obras cuando lleva varios años funcionando), como al aumento de edificabilidad.

La zona de las cuevas de San Miguel aparece como zona urbana, figura que se considera paso previo a la clasificación de este suelo como urbanizable. Pero las quejas de los vecinos en este enclave no se quedan aquí. No quieren que al lado de la ermita de San Miguel se construya una instalación hotelera y plantean la necesidad de arreglar las veredas y las cuevas en uno de los emplazamientos más bellos de la ciudad.

Para informar a los vecinos de cómo interpretar un PGOU y cómo presentar alegaciones al documento, la asociación Adobe ha creado este año un taller de alegaciones dirigido a los ciudadanos de la ciudad en el que les ha ido explicando los pasos a seguir en este proceso. Elena Cambil, miembro de la asociación Adobe reconoce que, tras la aprobación inicial del documento el pasado 21 de enero muy pocas personas conocen cuál es el proceso que sigue el documento. Junto a la asociación los vecinos ya han presentado más de 400 alegaciones. Estas son algunas de ellas:

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios